x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NAVARRA

Artesanos de antaño

Cientos de personas observaron en Alsasua el trabajo de 60 artesanos en la feria de la Cruz de mayo, donde 34 viejos oficios volvieron a relucir

Actualizada Lunes, 4 de mayo de 2009 - 01:32 h.
  • NOELIA GORBEA . ALSASUA

UNA auténtica exhibición de pericia. Los más de 2.000 asistentes que se acercaron a Alsasua con motivo de la feria de la Cruz de mayo pudieron disfrutar de una demostración artesanal en la que 60 especialistas de oficios manuales diversos, un total de 34, se dieron cita en la plaza de los Fueros con la intención de ser un escaparate de los modos de trabajo y subsistencia de antaño.

Las manos de los más experimentados regresaron al siglo pasado para recuperar las técnicas de un oficio bien aprendido años atrás. La decimoséptima edición de la feria, que comenzó alrededor de las 10.30 de la mañana, congregó a miles de personas que decidieron retroceder en el tiempo por unas horas con la intención de tratar de comprender el mecanismo de los utensilios más antiguos. "Es una pena que la gente joven se aleje de las tradiciones, ya que la maquinaria industrial está acabando con los métodos más tradicionales", explicó Ion Muñoa, uno de los cinco sidreros de Zerain que se acercaron hasta la feria.

Para mostrar el proceso de creación de sidra tuvieron que ayudarse de 200 kilos de manzanas golden, debido a que en está época del año es la variedad más apropiada. "Las mejores frutas para sidra no las encontramos hasta el otoño", dijo. Pero independientemente de la variedad y con ayuda una machaca (máquina con la que, después de la selección de las manzanas, se parten en pedazos) y un tolari (especie de prensador) fueron capaces de exprimir zumo de manzana, paso previo a la elaboración de la sidra antes de que fermente. Esta bebida se podía adquirir por un precio simbólico de 50 céntimos de euro. "El fin no es lucrarse, sino que la gente vea que en los caseríos aún pervive esta vía de producción". Y como ellos, hilanderas, herreros, artesanos de la madera, silleros, torneros, herreros y restauradores, entre otros artesanos, demostraron sus habilidades bajo la atenta mirada del público durante hasta la hora de comer, momento en que se clausuró la feria. "Nos parece un evento curioso, es una manera de que los niños vean también el funcionamiento de una fragua", explicó Mª Carmen Arbizu, natural de Pamplona y una de las visitantes.

Más que pura exhibición

Los deseos de compartir conocimientos entre los artesanos entroncó con la filosofía de aprendizaje in situ de los visitantes que pasaron por la feria.

Así, la alta respuesta de público, similar a la de ediciones precedentes, se vio reforzada por el buen tiempo que acompañó a los artesanos. "Estamos contentos con la respuesta de la gente. La afluencia ha sido constante durante toda la jornada", insistió Peio Iglesias, uno de los organizadores junto a algunos de sus compañeros Jaime Mazquiarán, Beñat Goikoextea o Íñigo Landa.

Pero no sólo se podía adquirir artesanía material en la feria. También hubo algunos puestos que ofertaban diversas variedades de alimentos, como talos con chistorra. Como novedad de este año, las cocineras contaron con unas planchas que les facilitaron la labor, ya que podían colocar varias tortas de harina a la vez, en lugar de una en una como venía siendo lo habitual. "Preparamos catorce por hornada", explicaron las alsasuarras Belén Rubio y Juanita Mazquiarán. La mayoría de los artesanos procedían de la Barranca y Burunda, aunque se contó con la presencia de Pedro Mancho, herrero de Sangüesa; Peio Iraizoz, artesano de la piedra, de Pamplona (Chantrea); o Ernesto Barrón, herrador de caballos de Zalduendo, entre otros.

Como punto final antes del cierre de la feria, los organizadores sortearon entre el público dos corderos, cedidos por una carnicería de la localidad.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Los presentes pudieron observar in situ las técnicas de trabajo de diversos oficios artesanos, como una fragua.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual