x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FERIA DE ABRIL BARQUERITO

Tejela se la juega, arriesga y triunfa

Actualizada Domingo, 3 de mayo de 2009 - 04:00 h.

S ALIÓ con ambición Matías Tejela. Como si se jugara todo y más que nunca en esta baza de Sevilla. Y ganó la partida. Le sonrió la suerte. Todo lo que la suerte pueda sonreír cuando es cosa de toros. Puro azar: un lote relativamente propicio. No sencillo. Un tercero que fue, de todos los toros de Fuente Ymbro, el más formal, el que más duró sin apuntar a las tablas, querencia común a los seis jugados. O siete, porque el sexto bis, el del éxito mayor, era sobrero.

Un toro descarado pero no cornalón, remangado y astifino, estrechas las sienes. Bajo, largo, serio. Y pegajoso. Costaba ponerse, aguantar, embrocarse y sujetarse para ligar sin perder pasos ni echarse el toro para afuera despidiéndolo. Pero esta vez apareció el Tejela bravo. Puro corazón. Y su gusto, su expresión y su buen sentido del toreo, que no son de ahora precisamente.

Ese sentido resultó fundamental: para librar, por ejemplo, con obligados de pecho extraordinarios dos o tres ataques feroces que resolvían tanda; para enganchar por delante la mayoría de las veces, no todas, y, sobre todo, para templar embestidas que fueron, por la mano derecha, perdigonazos picantes y, por la izquierda, sacudidas celosas. Dos leznas afiladísimas no animaban a meterse con el toro tanto como lo hizo Tejela. Pero se animó el torero de Alcalá. Sin cansarse ni ceder, improvisando lo indecible, pues el bélico espíritu del toro y sus ataques tan a ráfagas no dejaban ni pensar.

Faena sin tregua ni pausas, porque no consentía el toro. Y de emoción intensa y creciente. Sin ser breve, como suelen ser las buenas faenas de Tejela, ésta lo pareció. Por el grado de tensión. Muy firme el torero, encajado cuando y cuanto se pudo. Una gran estocada. Grande el triunfo.

Para Tejela estaba la tarde, y eso fue el azar. El sexto, devuelto por cojera, pareció de muy buen son. Y son tuvo también el tercero, sólo que cobró un puyazo desafortunado en la paletilla y lo acusó. Y acusó, además, un volatín interminable, con el cuerpo entero a pulso sobre los dos pitones enterrados. En banderillas se alegró al galope y Tejela se decidió. Dos, tres tandas buenas, a toro descolgado. De cuatro y el de broche. Admitía más el toro. Un poco forzadas las salidas de suerte. Justa la apuesta por el pitón regañado del toro, el izquierdo. Y un final inesperado: rajada del toro sin previo aviso. Media estocada.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

La sombra del torero ibicenco Antonio Ferrera entrando a matar al segundo de su lote. EFE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual