x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
LA CADENA DE CUSTODIA

Guardar las pruebas como un tesoro

Actualizada Sábado, 2 de mayo de 2009 - 03:59 h.
  • GABRIEL GONZÁLEZ / LAURA PUY. BERRIOZAR

Cadena de custodia. Reflexionando sobre las dos palabras, se puede entender por qué se denomina así al celo policial y judicial de guardar las pruebas de la inspección ocular como si de un tesoro se tratara: desde su recogida en el lugar del delito hasta su presentación como prueba en el juicio, no deben sufrir contaminación alguna y nadie debe dejar en ellas huellas distintas a las del autor del delito, pues anulará su poder de señalar al culpable. Hay que conocer quién las recogió, a quién se las entregó para su análisis, quién las analizó, a qué manos regresaron una vez analizadas y quién se encargó de guardarlas (y dónde) hasta el juicio. Los eslabones de la cadena no pueden tener fisuras.

La lógica hace comprensible que se siga este procedimiento con un arma, con droga, con dinero requisado, con vehículos utilizados para la comisión de un delito y un largo etcétera. ¿Y con la muestra de sangre que se extrae a un conductor detenido por alcoholemia? También. Desde hace menos de un año nació esta nueva responsabilidad de cadena de custodia en la Policía Municipal de Pamplona.

"Hasta ahora, sólo nos encargábamos de acudir con la persona al hospital para que se sometiera a la extracción de sangre. A partir de julio del año pasado cuidamos de esas muestras hasta que llegan al forense. Las muestras están bajo la tutela del equipo que está instruyendo las diligencias porque se ha entendido que siempre deben estar bajo la custodia policial", manifiesta un agente de la Brigada de Atestados. "Por eso, es obligatoriamente necesaria una cadena de custodia".

Esa custodia nunca tendrá inicio si el detenido se niega a la extracción. "No hay posibilidad de extracción de ningún tipo si él no lo aprueba". Su firma es la que da pie a la elaboración del acta de la cadena de custodia de las muestras. "Necesitamos su autorización para esa invasión de su cuerpo. Con la firma cumplimos el requisito legal de la voluntariedad de la prueba".

Por ese motivo, el acta está cumplimentada al detalle: quiénes son los agentes actuantes, en qué sitio y a qué hora se arrestó al conductor, si se trata de la primera prueba o es la de contraste (es decir, que previamente ha sido sometido a la de aire espirado con el alcoholímetro), la filiación del conductor, la firma de los facultativos que entregan a los policías la muestra, la firma de los policías que recogen de los facultativos la muestra...

"Será en este momento cuando empiece la cadena de custodia con la muestra, que es sencillamente dos probetas con sangre guardadas en una bolsa que se precinta y sobre la que se estampa la firma de las personas por las que pasa la muestra, incluida, a poder ser, la firma del detenido".

Las muestras permanecen en comisaría, en un frigorífico, hasta que se entregan al forense para su análisis. "En ese momento acaba la custodia policial".

Pero no el trabajo con esas muestras: policialmente, se envía un oficio al juzgado para que tenga constancia del paso de las muestras al Instituto de Toxicología de Barcelona, que aportará el resultado del análisis al juzgado.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual