x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La quiebra, una tabla de salvación con riesgos

Actualizada Sábado, 2 de mayo de 2009 - 03:59 h.
  • DPA. NUEVA YORK

El proceso de insolvencia de Chrysler podría ser el camino más rápido para salvar a la tercera mayor automovilística de Estados Unidos, pero también tiene sus riesgos. Estos son algunos.

¿Por qué puede una insolvencia ser la salvación de Chrysler?

Un proceso legal de insolvencia permite a las compañías estadounidenses seguir trabajando protegidas de sus acreedores, liberarse de cargas y avanzar todo lo posible en su saneamiento. El problema de esta variante de Ley de Insolvencia estadounidense (capítulo 11) es que puede extenderse durante meses e incluso años. Un tiempo del que Chrysler no dispone.

¿Qué es una insolvencia rápida?

La variante no existe formalmente en el derecho estadounidense. El presidente Barack Obama, sin embargo, dará a Chrysler un máximo de entre 30 y 60 días para implementar "un proceso de insolvencia quirúrgico". Las condiciones de esta vía rápida deben fijarse de antemano. En el centro de la cuestión se sitúa la rápida adquisición de deudas del fabricante por parte del gobierno, el sindicato de trabajadores y Fiat. El juez puede además abrir el proceso a otros posibles interesados.

¿Cuál es el principal obstáculo?

Los acreedores de Chrysler, un grupo de más de 40 bancos, hedge fonds y otros inversores. Algunos ya rechazan llegar a un compromiso. Un proceso de insolvencia puede aumentar seriamente la presión sobre ellos y no garantiza ningún éxito. Otro importante problema: durante la insolvencia, las ventas de coches van a seguir cayendo.

¿Qué hace falta para que el proceso sea exitoso?

Mucho dinero. El gobierno será la primera fuente de capital. Según los planes, Chrysler necesitará 8.000 millones de dólares de Estados Unidos y otros 2.000 millones de Canadá, que se sumarán a los 4.000 millones ya recibidos. Con la consecuente asunción de riesgos por parte del contribuyente.

¿Qué papel desempeña Fiat?

El principal. Sin un socio internacional Chrysler no era capaz de sobrevivir a la crisis. La italiana entrará en la compañía con un 20% que luego ascenderá a hasta un 35%. Su aporte incluirá tecnología de ahorro y vehículos pequeños, aunque ni un solo euro de capital fresco.

¿Qué ocurrirá si fracasa el saneamiento de Chrysler?

Se corre el riesgo de producir un efecto dominó. Más allá de Chrysler hay miles de comerciantes, proveedores y otras compañías al borde del precipicio. Y con ellos, millones de empleos.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra