x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TOROS/SEVILLA JUAN MIGUEL NÚÑEZ

Nuevo petardo ganadero

Actualizada Viernes, 1 de mayo de 2009 - 04:00 h.

E STABA en juego el puesto de triunfador de la feria, que se disputaban Manzanares y Talavante, los dos únicos espadas que han cortado dos orejas a un toro en el ciclo. Se esperaba una tarde de fuerte rivalidad entre ambos. Pero brilló el toro por su ausencia, y la corrida quedó en tablas.

Habrá que esperar a mejor ocasión para que vuelvan a verse las caras en el ruedo, quizás en otra plaza donde la responsabilidad de la empresa se haga patente eligiendo un ganado acorde con las exigencias del escenario.

Parece mentira, en Sevilla, la falta de escrúpulos para contratar estas corridas. El empresario Canorea sabrá lo que se ahorra en dinero, aunque no se da cuenta de lo que se juega de cara al futuro. Ya es hora de que la Maestranza se involucre. Que se oiga la voz de la afición y que la mismísima OCU defienda al público como usuario ostensiblemente perjudicado. También la Junta de Andalucía y la delegación del Gobierno tendrán algo que decir.

La corrida de ayer, hay que decirlo de una vez, salió podrida. Y aunque Manzanares cortó una oreja -una orejita, suelen definir los taurinos en su argot estos triunfos menores-, no puntúa como tal en la valoración global de méritos. Fue una faenita -hay que seguir con los diminutivos-, a un toro al que le costó seguir los engaños, y sin pasar de las medias arrancadas. Manzanares, eso sí, acertó a tirar de las escasas embestidas del burel. Y todavía mejor, toreó muy despacio. Fue todo lo bueno que tuvo el trasteo. Y en el otro platillo de la balanza hay que anotar la falta de unidad. Los pases de uno en uno, y perdiendo muchos pasos entre ellos. La faena siempre a menos. Pero quede claro que todas las ausencias y lagunas del toreo de Manzanares fueron achacables al toro, dicho sea de paso el menos malo de los seis.

¿Qué se puede contar entonces de las otras cinco "faenas"? Sencillamente no fueron tales. El mismo Manzanares pegó pases espaciados, la mayoría tropezados, a su distraído segundo, que se arrancaba muy de tarde en tarde y sin celo.

Al lote de El Fandi se le fue el poco gas en los dos primeros tercios. Bien con el capote en su primero, sobre todo en un quite por chicuelinas con talavarenas. Y bien con las banderillas, como volvió a ocurrir con el cuarto. Lo malo del Fandi es que baja mucho con la muleta, pero esta vez con la disculpa de que ninguno de sus dos toros se prestó. Su primero, tan acabado, llegó a morirse en el tanteo con la muleta, mitad por inválido, mitad por su absoluto descastamiento. El cuarto se paró en el primer muletazo, se cayó en el segundo, y el tercero ya no existió.

Talavante no regateó esfuerzos a pesar del ganado. El hombre intentó lo imposible con su primero, tratando de apuntalarle en pie llevándole a media altura. Pero el toro, tambaleante y sin recorrido, se negó en redondo. El sexto no pasaba, no humillaba. Y por mucho que quiso otra vez el torero, fue imposible. ¿Hasta cuándo este tipo de corridas con toros de esta calaña?

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Un Torrealta, tumbado en el ruedo de Sevilla tras dar una voltereta. EFE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual