x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Comensales que saborean el teatro italiano

El Gayarre representa hasta el domingo la obra de la compañía Teatro delle Ariette, para la que ya no quedan entradas

Actualizada Viernes, 1 de mayo de 2009 - 04:00 h.
  • MICHELLE UNZUÉ . PAMPLONA

Lo han llegado a describir como la catársis del espagueti. El espectáculo Teatro da mangiare?presenta una atractiva mezcla de gastronomía italiana, teatro y la atmósfera tan íntima que se logra cuando tan sólo existen 26 comensales y los cuatro actores que cocinan y les sirven mientras van actuando. El Teatro Gayarre aloja esta original visión de las artes escénicas desde hoy y hasta el domingo, aunque las entradas se han agotado.

Tras 500 funciones por diferentes países, Teatro da mangiare? sigue lanzando una pregunta sobre el teatro a la que sus artífices todavía no han encontrado respuesta.

Esta obra (por llamar de alguna manera a la representación),que se estrenó por primera vez en 2000, es producto de la compañía italiana Teatro delle Ariette. La crearon en 1996 tres actores que trabajaban en la agricultura ecológica y como cocineros en un pequeño restaurante en su casa, y que decidieron aunar cocina y cultivos con su vocación teatral. "Nuestro espectáculo es cercano pero no se basa en la relación patio-butacas. El público es muy importante en nuestro trabajo: no actúa pero nos gusta hablar de un espectador activo, porque come, bebe, habla con los otros comensales, conoce a gente...", asegura Claudio Ponzana, uno de los cuatro integrantes de Teatro delle Ariette.

El texto, de creación autobiográfica, muestra las vivencias de Ponzana y sus compañeros Stefano Pasquini, Paola Berselli y Maurizio Ferraresi, que durante la función siguen un guión muy coloquial en castellano. "La vida a veces es divertida y a veces muy triste, y se refleja en la función. Es como una comida de Navidad en familia, las emociones son muy fuertes y a los espectadores les sorprende mucho verse sobre el escenario", expresa Ponzana.

Los 26 comensales podrán degustar productos cultivados por los propios actores, como trigo, pasta fresca, calabaza o avellanas orgánicas. El vino es navarro, y la sobremesa, la que dispongan los espectadores-protagonistas . "La comida no es un pretexto, es una parte muy importante de este trabajo autobiográfico. No hacemos nouvelle cuisine, son recetas de casa, de la historia personal de cada uno". Teatro da Mangiare? ha funcionado en países muy diferentes, principalmente en las grandes ciudades. "Nuestra mesa de dimensión familiar es para gente que tiene tiempo para comer, y hay sitios en los que esta dimensión ya no existe. En Milán los espectadores alucinaban al estar tanto rato en la mesa", concluye Ponzana.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Un momento de la representación de Teatro da mangiare?, con uno de los actores entre los espectadores. CEDIDA


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual