x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El Ángel de Aralar se despide de Pamplona

La efigie ha cumplido una apretada agenda que le ha llevado a recorrer más de ochenta lugares, instituciones y entidades de la ciudad

Actualizada Domingo, 26 de abril de 2009 - 17:40 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

La efigie de San Miguel de Aralar se ha despedido hoy de Pamplona y, al igual que en su llegada, la lluvia ha estado presente al término de su visita a la ciudad, aunque no ha interrumpido los planes previstos para el Ángel. Durante su estancia en la capital navarra, tal y como manda la tradición la segunda semana de Pascua de Resurrección, la efigie ha cumplido una apretada agenda que le ha llevado a recorrer más de ochenta lugares, instituciones y entidades de la ciudad, donde, según ha apuntado a Efe el segundo capellán de San Miguel de Aralar, Jesús María Sotil, "ha gozado de una gran acogida".

Sotil ha agradecido "el caluroso cariño" de los pamploneses y ha destacado que "cada año son más" los fieles que se acercan a ver al Ángel.

La capital navarra dio la bienvenida a la efigie el pasado lunes en el portal de la Taconera desde donde fue trasladada por la calle de San Antón en procesión festiva -como corresponde a los años impares- hasta la parroquia de San Nicolás donde se ofreció para su veneración.

Los días posteriores ha visitado parroquias, colegios, instituciones y entidades de distintos tipos, entre ellas, el Ayuntamiento de Pamplona o el Parlamento foral, donde en ambos casos fue acogido con una solemne ceremonia.

En el Palacio de Navarra, tras el recibimiento se realizó un desfile procesional con el acompañamiento del rey de armas, los maceros y los alguacilillos porta-cirios, y recorrió los pasillos de la Planta Noble y el Salón del Trono para llegar a la Capilla, donde el párroco de San Nicolás, Santiago Cañardo, celebró la eucaristía.

Y tras siete intensos días, la efigie ha abandonado Pamplona con la celebración de una eucaristía en la Iglesia de San Lorenzo, oficiada por el párroco, Jesús Labari.

Después de la misa, el tiempo ha respetado los planes y se ha realizado la bendición de los campos en el parque de Antoniutti, desde donde se ha emprendido el recorrido hasta el Cementerio de San José, y tras el camposanto el Ángel ha atravesado el puente de Miluze sobre el río Arga para despedirse de la ciudad hasta el próximo año.

Así, el Ángel de Aralar ha acudido "puntual" a todas sus citas y lo ha hecho en un coche oficial del Gobierno de Navarra, conducido por Juancho Irizarri, que ya fue el chófer de la efigie hace cinco años y "al que agradecemos que nos haya llevado puntuales a todos los sitios", ha reconocido Sotil.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual