Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FUNDADOR DE LA CIUDAD DE LOS MUCHACHOS

Jesús César Silva Méndez: "La Ciudad de los Muchachos fue un país dentro de un país"

El Padre Silva repasó ayer en Olazagutía el origen y el sentido del proyecto de promoción infantil y juvenil desarrollado en Orense entre 1956 y 2003. Hoy, de su mano, más de 100.000 niños se benefician de iniciativas similares en el mundo

Actualizada Sábado, 25 de abril de 2009 - 04:00 h.
  • NATXO GUTIÉRREZ . OLAZAGUTÍA

Jesús César Silva Méndez (Orense, 1933) recaló ayer en la Casa de Cultura de Olazagutía por el estrecho vínculo con un trabajador de Cementos Portland perteneciente a la Fundación Benposta que preside. La entidad, que toma el nombre de la finca donde se creó la Ciudad de los Muchachos, promueve hoy iniciativas inspiradas en el espíritu de formación y promoción de un proyecto de autogobierno y desarrollo humano que llevó al Padre Silva a ser nominado para el Premio Nobel de la Paz.

Una vida entretenida....

Mi vida ha sido una aventura desde los 14 años....

¿En qué consistió la Ciudad de los Muchachos?

Lo importante no fue la casuística, los acontecimientos.., sino su filosofía.

¿Qué quiere decir?

Cuando se creó en 1956, en plena dictadura, nació como el movimiento juvenil "Ciudad de los Muchachos", un movimiento juvenil de redención y cambio con sentido cristiano. El cambio era un elemento fundamental de nuestra pedagogía. La idea era hacer un cambio de un mundo que no nos gustaba. Entonces, proclamábamos que "Otro mundo es posible". Es una expresión que curiosamente escuché después en Cuba. Benposta buscó desde el principio crear conciencia en la esperanza del sentido cristiano de la vida; la esperanza entendida desde el concepto revolucionario del mensaje de Jesús.

Con ese ideal surgió la Ciudad de los Muchachos.

Se creó el 15 de septiembre de 1956. Al principio, surgió como un lugar donde crear una conciencia de liderazgo en los jóvenes. Buscábamos no encajar a los niños en una sociedad injusta. Lo que se quería era hacer una sociedad diferente.

¿El proyecto surgió para procurar un ámbito de acogida a menores con carencias económicas?

No. No era asistencial. Se dotó de personaliad jurídica y se eligió democráticamente a un alcalde. Es curioso, 22 años antes de la democracia en este país ya hubo en Benposta una elección para alcalde. Queríamos hacer una ciudad de un mundo nuevo. Era una utopía, cuando hoy curiosamente asistimos al funeral de las utopías religiosas, sociales y políticas. La máxima de "a cada cual según sus necesidades" no la inventaron ni Lenin, ni Stalin, ni Fidel Castro ni Hugo Chávez.... Por cierto, soy amigo personal de Hugo Chávez, quien tiene el proyecto más admirable: el socialismo en el siglo XXI.

Volviendo a Benposta, ¿Cómo era la vida en su interior?

Se crearon residencias, escuela de formación técnica profesional, escuelas de primaria, secundaria y bachillerato y talleres de Formación Profesional. En los años 60, con la emigración que se dio en Galicia, comenzaron a llegar niños sin medios para estudiar. En esa época, en Galicia sólo había 3 o 4 institutos de enseñanza media por provincia. En Benposta, teníamos una infraestructura de enseñanza y además gratuita.

¿Cuántos niños y jóvenes pasaron por la Ciudad de los Muchachos?

Los años de mayor auge tuvimos a 1.000 niños en dos sedes. Desde el año 1956 hasta el 2000 podemos estar hablando de unos 40.000 niños.

¿Cómo se organizaban?

Benposta era un país dentro de un país. La formación se basaba en los principios de aprender con la mente, con las manos y con los demás. Todo el mundo tenía que aprender un oficio. No había más de 5 horas de estudio, ni deberes, ni exámenes...

¿Cómo era posible vivir?

Todo el mundo tenía un salario. El dinero se llamaba coronas, porque todo servicio a la comunidad debía estar coronado en primer lugar en la satisfacción del deber cumplido.

Luego vino el circo.

Se creó la Escuela de Artes Circenses. El Circo de los Muchachos viajó por 80 países.

En los últimos años han surgido problemas jurídicos...

Hicimos un proyecto para construir 250 viviendas adosadas, en las que residieran familias cuyos hijos participasen en la Ciudad de los Muchachos. Cuando iba a firmar el crédito me pidieron el terreno. La Xunta de Galicia asumió entonces el proyecto. Con el tiempo quiso hacer un campo de fútbol y pusimos una denuncia. Luego, profesores de Benposta, animados por la Xunta, quisieron hacerse con los terrenos y decidí entonces cerrar la escuela. Fue entonces cuando me denunciaron.

Fue propuesto por varios países al Nobel de la Paz, ¿qué le supuso su nominación?

No me preocupó demasiado. Si hoy me propusiesen lo acogería con agrado para aplacar los ánimos de algunas personas.

¿Siente que han merecido la pena tantos esfuerzos?

Si, creo que sí.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Jesús César Silva Méndez, el "Padre Silva". N.G.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra