x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TIERRAESTELLA

El armario del olvido de Estella

La devolución de un sobre con dinero que un vecino entregó a Policía Municipal tras encontrarlo en la calle ha puesto de relieve estos días el servicio de objetos perdidos que gestionan en sus oficinas

Actualizada Viernes, 24 de abril de 2009 - 04:00 h.
  • M.M. . ESTELLA

DEL buen funcionamiento del servicio de objetos perdidos de Estella da fe la persona que a principios de mes perdió un sobre con 950 euros, un décimo de la lotería y una bonoloto. Aunque en esta ocasión, el que pudiera recuperar su dinero en las oficinas de Policía Municipal fue sobre todo mérito del vecino que, tras encontrarlo tirado en la calle, lo entregó a los agentes locales.

Pero también hay familias que recobraron pulseras o medallas de sus hijos gracias a las gestiones realizadas por el personal del servicio. "En muchas aparece la fecha de la Primera Comunión o del nacimiento junto al nombre. Así que consultamos el padrón y si los datos coinciden llamamos por teléfono a los padres", indica Inés Vega del Campo, administrativa de la Policía Municipal de la ciudad del Ega.

También los móviles permiten algunas indagaciones si se perdieron encendidos o el usuario no tiene puesto el código de seguridad. "Miramos en la agenda ya que en muchos casos aparece "mamá" o "trabajo". Y llamamos para informar de que tenemos el teléfono en la oficina", añade Inés Vega. Pero en bastantes otros, los celulares acaban amontonados en uno de los cajones del armario donde se guardan los objetos perdidos.

En el ranking de olvidos, destacan - "y con mucha diferencia" - las llaves seguidas de las gafas. "Y es curioso que la gente las reclame poco porque se trata de artículos de uso diario. Así que al final casi rebasan el cajón". Y aquí, apunta la administrativa de Policía Municipal, entra en juego la picaresca de algunos. "Viene gente diciendo que ha perdido las gafas y se prueban varias por si alguna tiene la misma graduación y les vale. Por eso ya antes de hurgar en el montón les pedidos una descripción detallada de las lentes".

Hasta una urna fúnebre

Pero también llegan hasta las dependencias de Policía Municipal otros artículos que dentro del abanico de objetivos normales se podrían catalogar hasta de "exóticos". "Alguna vez nos han traído aparatos para el oído o estuches de insulina para diabéticos. También han aparecido por aquí silletas de niños", enumera Inés Vega, que en esta lista variopinta coloca en lo más alto la urna de una persona fallecida.

Al parecer, la familia decidió esparcir parte de los restos en los aledaños de la Basílica del Puy. "Pero se dejaron allí el recipiente y una persona vinculada al recinto religioso lo depositó junto a un contenedor de basura. El empleado de la limpieza decidió traérnosla a nosotros".

En esta historia excepcional sí se produjo un hecho muy común en el servicio, aunque en este caso más entendible: el que nadie reclamara la propiedad. "Se recupera poco, no sabríamos explicar el por qué. Quizá la gente prefiere reponer el artículo antes de esperar a ver si alguien lo ha encontrado", aventura Inés Vega.

Por este motivo, cuando una persona entrega un objeto en Policía Municipal se adjunta una pequeña ficha con su nombre y teléfono. Al cabo de dos años s ante la ausencia de una reclamación, se le llama por si quiere quedárselo. "La mayoría de la gente renuncia, aunque hay unos pocos que de vez en cuando llaman interesándose por el artículo y preguntan cuando pueden retirarlo".

Para los objetivos perdidos el limbo son estos dos años. Si nadie los recoge, la ropa se derivará a Traperos de Emaús, las gafas a las ópticas con campañas de entrega a países no desarrollados, las llaves a un chatarrero y los móviles a las compañías de teléfono.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

La administrativa Inés Vega del Campo en las oficinas de Policía con los cajones para objetos perdidos M,M.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra