x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
BALONMANO

El oficio del veterano

Los antonianos rompieron con su mala racha tras cuatro jornadas consecutivas sin vencer aunque hubieron de sufrir

Actualizada Domingo, 19 de abril de 2009 - 04:00 h.
  • EFE. PONTEVEDRA.

El Portland San Antonio rompió su racha negativa de cuatro jornadas sin vencer con un merecido triunfo en Pontevedra. Los navarros se olvidaron de la plaga de lesiones que sufren e impusieron su mayor calidad para superar a un Teucro que tendrá que seguir sufriendo para seguir soñando con la salvación.

El Teucro empezó sin miedo, consciente de que las numerosas bajas con las que llegaba su rival a Pontevedra le daban más opciones en el choque.

Los de Víctor García "Pillo" impusieron en los primeros minutos de juego la misma defensa, dura y compacta, que había rallado a la perfección en los últimos partidos como local contra CAI Aragón y Octavio Pilotes Posada.

Una defensa que se le atragantó al Portland en el inicio, por lo que los de Chechu Villaldea se vieron obligados a buscar ataques muy largos, a veces rozando la pasividad, para encontrar cómodas posiciones de lanzamiento.

No obstante, el equipo gallego no logró aprovecharse de los numerosos errores de la primera línea navarra en el ataque posicional para distanciarse en el marcador, circunstancia que acabarían pagando duramente ya que el Pórtland rompió el choque en el ecuador del primer tiempo con un contundente parcial 1-7 en nueve minutos.

En esos momentos, el Teucro se encontró con un colosal Daniel Saric en la portería y, además, sus desaciertos en ataque favorecieron el juego de contraataque de los navarros, casi siempre culminados por el joven Adrián Crowley.

Del empate a siete en el minuto 15 se pasó a un contundente 8-14 sobrepasado el minuto 20 de juego, lo que obligó al técnico del Teucro a parar el partido con un tiempo muerto.

Tras el parón, Pillo ordenó un ataque con dos pivotes para encontrar una solución a los graves problemas de su equipo en el juego posicional, aunque la táctica no funcionó. La defensa del Pórtland, amparada en un extraordinario Saric en la portería, continuó siendo un muro infranqueable para el ataque pontevedrés.

Además, en ataque, los jóvenes Adrián Crowley y Niko Mindegia, secundados por un recuperado Renato Vugrinec, supieron asumir la responsabilidad ofensiva y con sus goles lideraron a un Portland que llegó al descanso con el choque encarrilado (12-16, min.30).

Una ventaja que los navarros aumentaron en el inicio del segundo tiempo hasta los seis goles (15-21, min.37), lo que parecía sentenciar el encuentro.

A pesar de que en Teucro había resurgido el meta serbio Rasa Ristanovic, clave en las últimas victorias de los gallegos, muy desacertado en la primera parte.

Saric continuó con su recital de paradas y en ataque Cristian Malmagro tomo el testigo del esloveno Vugrinec. Los goles del lateral internacional evitaban que el Teucro lograra limar su desventaja a pesar de gozar de una doble superioridad (17-23, min.42).

Pero el Teucro no se rindió. Los gallegos se acercaron en el marcador (22-25, min.50) favorecido por el cansancio del Portland y los fantasmas del pasado volvieron a aparecer en el equipo de Chechu Villaldea. Los pontevedreses empezaron a soñar con la remontada, pero el Portland tiró de veteranía. Dos paradas consecutivas de Saric y el acierto de Malmagro en ataque bastaron para enterrar las opciones gallegas de sumar la tercera victoria consecutiva ante su afición.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Adrián Crowley fue el motor del ataque antoniano con seis goles.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual