Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
EL BLOC J.M. ESPARZA

Esto es lo que hay

A este Osasuna tampoco se le puede pedir mucho más que actitud, mientras la tabla no regale un respiro y aclare ideas

Actualizada Lunes, 23 de marzo de 2009 - 04:00 h.

E L gol arregló el partido, y la vida. El parón de dos semanas llega con una sonrisa tras esta victoria. Los tres puntos lo son todo. En la situación que se encuentra Osasuna, y más ante un rival directísimo, lo único que cuenta son los puntos, que cada partido están más caros, se ponen más difíciles, y hay que buscarlos de diferentes maneras. Ayer a base de corazón. La cabeza se encontraba tan atascada como el partido mismo.

Afortunadamente, ganó el equipo que puso más corazón. Ninguno de los jugó. El Espanyol lo hizo a ráfagas en la primera parte, y renunció definitivamente después, confiado en sumar con el empate. Osasuna tampoco puso fútbol, pero porque no pudo. Las botas pesan, la presión asfixia, la cabeza no funciona ... El lío en el centro del campo colapsó toda posible circulación de balón. El juego se hizo irrespirable, y nadie se vio con capacidad de oxigenarlo.

En tales situaciones, los partidos siempre se deciden en pequeños detalles, que casi siempre sonríen a quien más los busca y castigan al más complaciente. El Espanyol encontró así el merecido castigo a su especulación. El partido de los "periquitos" recordó, por ejemplo, al último de Osasuna en el Ruiz de Lopera, donde empató injustamente. Todas las condenas que recayeron entonces sobre los rojillos las merecieron ayer los albiazules.

A cambio, Osasuna no se conformó con el empate. Insistió, sin excesivos argumentos futbolísticos, pero con corazón. Buscó la fortuna que regala uno de esos pequeños detalles en forma de rebote, remate inesperado o jugada individual. Fue quien más balones lanzó a la olla, más empujó, más insistió, más chocó con la defensa rival, más faltas cometió, más tarjetas amarillas vio, más se desesperó ... y, gracias a todo ello, ganó por medio de ese golpe de fortuna que tanto buscó.

Y esto es lo que hay, que diría Javier Aguirre. Decididamente, a este Osasuna no puede pedírsele mucho más. Salvo algún jugador que no se entera, el equipo tuvo actitud. Dio todo de sí. Al público le ocurre algo de lo mismo. Acude al campo con todas sus ganas, lo llena de ilusiones, pero no canta como solía. La tensión también le puede, y sólo la saca contra el árbitro o alguna acción fea del rival. Sus nervios no dan para más.

De la misma forma que el equipo no aúpa con su juego a la grada, ésta tampoco puede jalear a los jugadores como le gustaría. Es lo que hay, y que seguirá habiendo hasta que la tabla clasificatoria regale un mínimo respiro, algo que cada día está más caro y más difícil. Gracias a Dios, no imposible.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra