Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

Doce maneras de salir al extranjero

Cada vez son más los jóvenes navarros que deciden viajar al extranjero para aprender un idioma y vivir una experiencia nueva. También el número de opciones, a través de empresas, colegios o de forma individual, se multiplican

Actualizada Viernes, 20 de marzo de 2009 - 04:00 h.
  • CRISTINA GANUZA . PAMPLONA

Aodas las mañanas Pablo Aldaz se levantaba sobre las 6 a.m., se pegaba una ducha, tomaba un yogurt y cogía el autobús amarillo que le recogía en la puerta de su casa para ir al highschool. Con 16 años no le dio ningún vértigo coger un avión que le llevaba a Baltimore, en el estado de Indiana (Estados Unidos), donde pasaría todo el curso escolar alojado con los Snow, una familia americana.

Él consiguió dominar el inglés, a desenvolverse solo, conoció una cultura diferente e hizo amigos. Estos son algunos de los motivos que llevan a los jóvenes navarros a pasar una temporada en el extranjero, durante el verano o el curso escolar. Su número, sobre todo en lo relativo a las salidas durante julio y agosto, va en aumento, como señalan varias empresas organizadoras y el Instituto Navarro de la Juventud. También crece el número de opciones para realizar estancias fuera.

La más extendida es la que ofrece alojamiento en una familia, en Irlanda o Gran Bretaña, con asistencia a clases por las mañanas. Los menores de 18 años viajan con un grupo de españoles y acompañados por un monitor. Por eso, aunque en la casa se ven obligados a hablar en inglés, las actividades organizadas con el grupo de españoles les "tientan" a utilizar el castellano. Íñigo Moreno Remón, de 15 años, decidió apostar por este tipo de estancia el verano pasado. A pesar de que pasaba las mañanas en un colegio, pudo comprobar cómo funcionaba la vida en Irlanda: "Me llevaban con ellos a distintos sitios, a cenar, y también estuve en una fiesta de cumpleaños", apunta. Otros, como Marta Garraza, de 20 años y quien estuvo en Toronto, prefieren la residencia. "Conoces gente joven de muchos países y no dependes de la familia", dice.

Inmersión en familia

Pero para perder de vista el castellano nada mejor que rodearse exclusivamente de personas nativas. Aunque al principio la idea de no hablar castellano en 30 días pueda echar a más de uno hacia atrás, los que lo han probado suelen repetir. Los hermanos Santi, Javier, María y Clara Acebrón han pasado por la misma experiencia. Comenzaron cuando Santi, ahora de 20 años, tenía 12. Clara, de 14 años, se alojó con una familia durante el verano pasado en un pequeño pueblo del condado de Donegal, en el norte de Irlanda. "Pasé vergüenza los primeros días. No entendía la mitad, pero al final te vas haciendo. Fue muy entretenido porque eran 9 hermanos", señala. Su hermana María, de 16 años, indica que el hecho de no ir a clases no es más aburrido: "Te metes en la vida de la familia. Por las mañanas ayudábamos en casa, luego íbamos de compras, a pescar, y visitamos algunas ciudades". Ambas aseguran que su nivel de inglés mejoró mucho.

Otra manera de integrarse en una familia, más económica, es viajar como au pair. Por cuidar a los niños de la familia, se recibe alojamiento y comida, además de una paga semanal de unos 80 euros. "Estás todo el día hablando con los niños. No conocí a españoles y para el inglés me vino muy bien, aunque todo te lo tienes que buscar tú sola", dice María Urtasun, de 22 años. Los intercambios organizados por los centros escolares, como el IES Plaza de la Cruz o San Cernin, son otra manera de conocer la cultura de un país. En el primero, realizan intercambios con alumnos alemanes. Los navarros se alojan en una familia con un estudiante de su misma edad y durante la estancia realizan distintas actividades. Después, los alemanes les devuelven la visita. "Es una forma de incentivar que tengan más ganas de aprender y un contacto directo con la realidad alemana", apunta Antonieta Bartolomé, profesora de la asignatura. "Es una experiencia inolvidable", señala la alumna Amaia Eslava. San Cernin, por su parte, organiza estas actividades desde hace 23 años. Sus alumnos tienen la posibilidad de realizar un intercambio en Francia, Gran Bretaña, Bélgica y Alemania, una experiencia que aporta "una formación muy completa", según Carmentxu Olóriz, jefa del departamento de francés. Al primer destino van unos 300 alumnos cada año repartidos en ciudades como París, Toulouse, Burdeos o Nantes, mientras que los que se animan a visitar el país anglosajón y Bélgica son unos 50.

En un colegio extranjero

También hay quien decide pasar parte del curso académico fuera. El mejor destino para realizar el cursos en inglés es Estados Unidos, según Miguel Ángel Amigo, director de la empresa Step. "Es la mejor experiencia posible, por lo que representa de experiencia de vida", apunta. Sin embargo, el número de estudiantes que deciden cruzar el charco durante el curso no es superior al que se registró en los años 80 y 90, dice Amigo.

Pablo Aldaz, ahora estudiante de 2º de Lade bilingüe en la Universidad de Navarra, cursó 1º de Bachiller en un instituto del estado de Indiana, en Estados Unidos, donde asistía a clases y participaba en los equipos de fútbol, baloncesto y béisbol, gracias a los que conoció a muchos jóvenes. En Indiana, fue un hijo más para Bruce y Angie Snow: "Si necesitaba algo o había quedado con amigos, me llevaban; también iba con ellos a todas las reuniones familiares". La experiencia en el instituto le sirvió para conocer un sistema educativo diferente: "Intentan que tengas iniciativa personal, que trabajes en equipo y que te formes como persona", dice. En su caso, la experiencia no le supuso un gran esfuerzo, ya que se considera una persona independiente. "No cambiaría nada. Sobre todo, me quedo con lo que te hace madurar y te abre la mente. No nos podemos creer el centro del mundo", añade.

Aprender en un país extranjero puede realizarse durante un periodo de tiempo más breve, una opción más sencilla ya que no requiere convalidaciones a la vuelta. Los hermanos Lucas y Elías Ferraz Cabrera, de 13 años, han probado la experiencia a través de la organización En Famille. Mientras Lucas estaba en París con su compañero francés, Elías ha pasado los seis primeros meses de curso en Pamplona con Theo Baucher. "Las primeras semanas no sabía nada de español, pero aprendes mucho y conoces mucha gente", apunta el francés. Lucas también terminó contento su experiencia en París. "Poco a poco fui entendiendo. Al llegar fui un poco tímido y en Navidad eché de menos a mi familia, pero el resto estuvo muy bien", asegura. Además, unos 30 alumnos de San Cernin han pasado el primer trimestre del curso en Bayona, donde permanecen de lunes a viernes. Los fines de semana vuelven a casa, lo que ayuda a los más pequeños.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

1. Lucas Ferraz Cabrera, el francés Theo Baucher y Elías Ferraz Cabrera antes del entrenamiento de baloncesto en Pamplona. 2. El grupo de 4º de ESO de Plaza de la Cruz, con la profesora Maika Bejarano, junto al muro de Berlín. 3. Íñigo Moreno Remón con su compañero de habitación en Irlanda. 4. Marta Garraza (arriba, segunda a la izquierda) con sus compañeros en Toronto. 5. Clara Acebrón, Steven Sweeney, María Acebrón, Natalie y Gary Sweeny en el condado de Donegal. 6. Pablo Aldaz entre Bruce y Angie Snow en un partido de fútbol americano. 7. El grupo de 2º de ESO de San Cernin en París, junto al Arco de Triunfo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • el ministerio de educacion convoca becas para estancias en el extranjero para maestros de lengua extranjera y en el gobierno de Navarra tambien, es cuestion de que entres en las páginas web de estas entidades hhhhhhhhhhh
  • hOLA, ACABO DE LEER LA NOTICIA Y BUENO ME GUSTARIA SABER DONDE ME PUEDEN FACILITAR INFORMACION SOBRE BECAS DE ESTE TPO. Y OTRA CUESTION. SOY MAESTRO DE EDUCACION PRIMARIA. ¿hAY ALGUN TIPO DE BECA ESPECIAL PARA MAESTROS? MUCHAS GRACIAS un interesado

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra