Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SUCESOS

El cuerpo del preso fallecido en Tánger llegará a Navarra esta noche

Chasco, pamplonés de 48 años, falleció el sábado debido a una meningitis y su familia se querellará contra la cárcel marroquí

Actualizada Martes, 17 de marzo de 2009 - 04:00 h.
  • CARMEN REMÍREZ . PAMPLONA

El cuerpo del preso pamplonés que falleció el sábado en Tánger (Marruecos) llegará esta noche a Navarra. Según confirmaron ayer fuentes familiares, la repatriación de Francisco Javier Chasco Cabezón, natural de Pamplona, de 48 años, se iniciará este mediodía, se llevará a cabo tras la autopsia por vía terrestre y se prolongará durante aproximadamente 15 horas. Viajará acompañado por, al menos cuatro miembros de la familia, que se han desplazado hasta Tánger en los últimos días.

En la gestión de los trámites relativos a la autopsia y repatriación del cuerpo ha colaborado activamente el consulado español de esta ciudad marroquí, que ha acompañado a los miembros de la familia navarra durante su estancia en el país norteafricano. Personal del departamento de Relaciones Institucionales del Gobierno de Navarra estableció ayer también contacto con la familia, a la que se brindó "apoyo y colaboración". A través de uno de sus miembros, la familia agradeció este respaldo institucional.

Desde hacía 16 meses, Francisco Javier Chasco Cabezón, cumplía una condena de dos años de cárcel en un penal de Tánger por tráfico de hachís. Hace 19 días comenzó a quejarse de dolor de oído en sus llamadas telefónicas diarias a la familia. Tras una primera prescripción médica en la que le fue recetado antibiótico para una otitis, Chasco no volvió a ser visitado por un facultativo. Esta omisión es considerada una negligencia por la familia, que considera que influyó directamente en el empeoramiento del preso y será motivo de una querella .

De otitis a meningitis

Según su testimonio, si Chasco hubiera sido atendido el martes de la pasada semana, la otitis no tendría por qué haber evolucionado hasta la meningitis bacteriana que acabó con su vida. Hasta el miércoles por la noche, Chasco no fue ingresado en un hospital. En esos días, hasta la familia llegaban informaciones contradictorias. "En la enfermería de la cárcel, que él compartía con otros ocho presos, había otro español, Vicente. Éste nos contó que Francis (apelativo familiar del fallecido) estaba muy grave, perdía el conocimiento y ningún médico iba a atenderlo. Cuando por fin avisaron a uno, le mandaron al hospital", relató este familiar. Su empeoramiento fue progresivo, hasta que falleció el sábado a mediodía. Por ello, tras mantener ayer mismo sendas entrevistas con responsables penales y sanitarios de Tánger, los familiares de Chasco estudiaban qué medidas legales son las más oportunas de cara a denunciar la situación vivida por su familiar.

En declaraciones a la agencia Efe, fuentes de la cárcel de Tánger declinaron dar su versión sobre las circunstancias de la muerte del pamplonés, aunque adelantaron que "sufría una enfermedad desde hacía tiempo". La familia de Chasco negó este aspecto a este periódico. "No tenía otra dolencia que no fuera la otitis y nunca antes había sufrido del oído", indicaron.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra