Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TOROS / VALENCIA BARQUERITO

Sedoso Ponce, dramático Cayetano

Actualizada Martes, 17 de marzo de 2009 - 04:00 h.

A BRIÓ un toro colorado ojo de perdiz. Lo primero que tuvo que hacer Ponce fue sujetar el capote para que no se lo quitara de las manos el viento, que estuvo enredando toda la tarde. Se cumplían justamente los diecinueve años de la alternativa y hubo brindis al público. Larga faena. Castigada como tantas otras veces con un aviso antes de haber siquiera entrado Ponce a matar.

Una sedosa faena muy de Ponce, seguro, rítmico y compuesto en los embroques, perfectamente preciso en los remates por abajo. Una estocada trasera y ladeada. Una oreja.

No hubo fiesta ni con el segundo ni con el tercero de la corrida de Juan Pedro Domecq. A Manzanares se le vio incómodo con el viento desde el primer disparo. Excelente la estocada. Cayetano le pegó al tercero lances en que parecía írsele todo el cuerpo tras los brazos. Una estocada acertada y valerosa.

El cuarto fue el toro de más fondo. Ponce puso la carne en el asador. A pesar del viento, el toro estuvo sometido en un abrir y cerrar de ojos. Traído en los vuelos y soltado suavemente. Una tanda con la izquierda de tres y el remate cambiado fue lo más difícil de la faena, no lo más redondo, sí lo más expuesto. Tras lo cual, la deriva fue de faena de repertorio, un aviso a los diez minutos y una estocada. Y otra oreja, y otra vuelta interminable.

Manzanares no se animó con el toro jabonero. Insípido expediente. Cayetano salió por todas con el sexto, de potentes lomos y corto cuello. Muy mugidor. Y algo artero. Aquí se vivieron en tobogán saltos y sobresaltos dramáticos. Tantos que pareció otra la corrida. Cayetano brindó el toro a su hermano Francisco, y el brindis fue ovacionadísimo. En el primer embroque con la zurda, y en la tanda descarada y en pie que siguió, Cayetano salió despedido y achuchado. Todavía caliente ese aviso, vino una cogida tremenda. Lo tuvo colgado del pitón un buen rato, el zarandeo fue bestial, salió al quite todo el mundo, incluido Francisco, la plaza fue un grito de angustia. Después de haberlo soltado, todavía el toro hizo presa con Cayetano en el suelo, lo empaló y lo despidió por el aire con violencia. Sin tiempo ni de sentirse grogui, se levantó Cayetano sin atender a razones, mandó taparse a todo el mundo, se quedó sólo. Y a por el toro. Cayeta le aguantó las miradas y los viajes inciertos, se desplantó tras corto trasteo con inmensa torería, pidió la espada y la enterró tendida.

Se desbordó la emoción por todo y por tanto.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Francisco Rivera, de paisano, intenta quitarle de encima el toro a su hermano Cayetano, tendido en el suelo. EFE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra