Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ALBERTO CALVO AZAGRA DIRECTOR DE LA OFICINA DE REHABILITACIÓN DE VIVIENDAS Y EDIFICIOS

"El reto actual es ver la rehabilitación desde un punto de vista más global"

"En Navarra se dan unas inversiones en manos de particulares que equivalen a la suma de dos grandes obras públicas"

Actualizada Sábado, 14 de marzo de 2009 - 04:00 h.
  • NOELIA GORBEA . PAMPLONA

Forma parte de la plantilla del Ayuntamiento de Pamplona desde 1992 y logró el puesto de director en las Oficinas de Rehabilitación de Viviendas y Edificios (ORVE) en 2003. Alberto Calvo, de 44 años, asegura que la crisis ha podido incentivar la buena trayectoria de la rama de la rehabilitación.

¿Cuánto tiempo lleva la oficina funcionando?

Llevamos en marcha alrededor de 25 años, desde que comenzaron las políticas de rehabilitación a mitad de los años ochenta. En esos tiempos, recuerdo que estaba como alcalde Julián Balduz .

Pero los fines con los que nacen estas oficinas difieren de las labores que se desempeñan hoy día, ¿no es así?

Eso es. La oficina de rehabilitación nace con un objetivo muy claro: rehabilitar el centro histórico de la ciudad. Se llegó a un acuerdo con el Gobierno de Navarra para tramitar ayudas del Ejecutivo en Pamplona, además de las municipales, que en ese momento estaban exclusivamente vinculadas al Casco Antiguo. Ahora nos salimos de ese molde y tramitamos la licencia de obras de aquellos expedientes que tienen ayudas, bien municipales o bien del Gobierno. Hacemos de ventanilla única en este aspecto.

Entonces, ¿cuándo se dio el giro de rehabilitar viviendas fuera de esos baremos iniciales?

Fue un cambio progresivo que ya venía "dando coletazos". Las ayudas del Gobierno de Navarra se dirigen desde siempre a edificios de más de quince años, sin tener que estar en centros históricos.

¿Entonces la crisis no tiene nada que ver con esa evolución?

En parte. Con la crisis es cierto que se ha hecho un esfuerzo por aumentar ayudas y beneficiarios, pero los conceptos de rehabilitación han cambiado muy poco. Es más, me atrevería a decir que su evolución no ha tenido nada que ver. Sin embargo, es cierto que hay un proyecto de ley de medidas urgentes aprobado por el Gobierno y, en lo que afecta a la rehabilitación, lo más vistoso sería que ahora se conceden más subvenciones a beneficiarios que en lugar de tener una renta limitada en 3,5 veces el IPREM, la tienen en 6,5. De cualquier manera, no sé hasta qué punto esas obras interiores podrían englobarse dentro del ámbito de la rehabilitación.

Según eso, ¿qué opinión le merecen las ayudas 3.000 euros para dichas reformas interiores?

Esta medida tiene más intención de activar la inversión y la economía que las necesidades de rehabilitación. Dentro de la escala de los objetivos que perseguimos, recuperar o modificar los acabados interiores es casi el último. Las fachadas, cubiertas o instalaciones son mucho más prioritarias.

¿Cómo valora las inversiones privadas realizadas en 2008?

Han supuesto 17,5 millones de euros. Sin ayudas específicas, incentivadoras y de urgencia ya es una inversión privada comparable a las obras civiles más importantes de Pamplona. Se da en manos de particulares que arreglan la casa donde van a vivir o que van alquilar el piso.

Con esos datos, ¿sería la rehabilitación una vía de oxígeno para el sector de la construcción?

La rehabilitación tiene ciertas ventajas relacionadas con la crisis. En las cifras en las que nos movimos el año pasado y sin contar con medidas urgentes aprobadas en proyecto de ley por el Gobierno de Navarra ya tenemos unas inversiones altísimas. Creo que es una inversión que va directamente a manos de los particulares sin necesidad de intermediarios que resten beneficios. Además mueve una mano de obra muy especializada.

¿Cuáles serían los valores añadidos de la rehabilitación?

Todo lo relacionado con el ahorro energético y con los compromisos de reducir las emisiones de CO2. Pienso que la rehabilitación tiene un papel importante en este sentido. No hay que olvidarse de que parte importante de energía, de la emisión de CO2, se genera fabricando elementos constructivos. De este modo, todo material que se mantenga y se conserve, será energía que ahorremos. Y si encima la rehabilitación va encaminada a conseguir una mejora en la eficiencia energética de los edificios, mucho mejor. Aún hay muchas viviendas en Pamplona que consumen más energía de la que sería recomendable por falta de aislamiento o por una carpintería inadecuada. A medida que la rehabilitación se encamine en esta línea de actuación, los edificios emitirán mucho menos CO2. De cualquier modo, no hay que olvidar que el efecto inmediato es lograr el máximo confort de la persona que vive allí. Los vecinos lo notan enseguida.

¿Tienen algún proyecto ambicioso en mente?

Queremos ver cómo funciona la rehabilitación en temas de eficiencia energética, ya que la accesibilidad es una prueba más que superada. Por otro lado, queremos cambiar de escala, es decir, siempre se ha hablado de rehabilitaciones edifico por edificio y es más complicado hacer actuaciones en conjunto, como la del grupo Urdanoz. Tenemos intención de llegar a encajar nuestras actuaciones en un barrio, ya que tendría más incidencia en su conjunto, y sería más eficaz en cuestiones laborales y/o sociales. El reto actual es ver la rehabilitación desde un punto de vista más global. Sabemos que hay muchos edificios degradados por la ciudad y estamos perfilando un programa que nos permita, mediante la actuación conjunta en varias parcelas y llegando a acuerdos con todos los propietarios, ser capaces de renovar un edificio más grande o rehabilitar parcelas en conjunto. No obstante, esta idea es ambiciosa y necesita ser perfilada con calma, ya que serían medidas deficitarias desde el punto de vista económico, pero necesarias desde el de recuperación de la zona.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Alberto Calvo Azagra, en un momento de la entrevista en su despacho. CALLEJA


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra