Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TOROS/FALLAS BARQUERITO

Brillante Peñajara, acierta Pinar

Actualizada Sábado, 14 de marzo de 2009 - 04:00 h.

E L toro más picante de la corrida de Peñajara fue el primero. Frágil en los primeros compases, no dejó de atacar. La pronta movilidad propia de la casta. Lustroso, largo, cuajado. Y bizco. En el tipo clásico de Contreras. Pese a dos o tres claudicaciones, aguantó en firme. Se vino arriba después de banderillas. Se puso de largo Salvador Vega, abrió algún hueco que otro, compuso muletazos seguidos, se aceleró un poquito. Tres tandas, se pidió música.

Muy formal el toro, que vino de pronto a encontrarse al torero de Manilva encima. Este cambio de signo de la faena no obedeció a motivo aparente. Se puso tibia la cosa. No la chispa del toro. Larga la faena. Un aviso antes de montar Salvador la espada. Una estocada.

Con ese bravo estilo ya no saltaron más toros de Peñajara. Pero los hubo buenos: un codicioso y noble tercero; un quinto cuajado, muy elástico, de menos a más, de seria conducta; un sexto que de tanto humillar y querer se cobró antes de varas dos volatines completos. El cuarto, repuchado en varas, las manos por delante, trompicado y escarbador, se quedó en mero toro manejable. También lo fue el segundo, pero sin la chispa de los demás. De manera que el ganadero salió muy airosamente de la cata. En función del gusto: para el torero, mejor el tercero que el primero o el quinto o el sexto. Para el paladar torista, mejor que ninguno el primero. Armada, astifina y en tipo, la corrida fue de bello escaparate y, de paso, buen fondo.

¿Orejas? Doce a la vista. Ocho al alcance de la mano. Se cortaron dos: una del tercero, otra del sexto. Por esas dos orejas sueltas contará la corrida en la estadística. Y porque el que cortó las orejas, una a una, era debutante en Fallas como matador de alternativa. De la nueva hornada de toreros de Albacete. De Tobarra éste. Rubén Pinar. Que fue en su día niño prodigio o torero precoz. Mucha soltura, facilidad, sitio: torero muy toreado, seguro. De los de despatarrarse para encajarse. De los que parecen saber pensar en la cara del toro. De los de trastos desmedidos, y eso fue bien visible. Amplia muleta pesada, de grueso calibre. Como el torero es de talla mediana y cierta envergadura, la dimensión de la muleta llamaba la atención. Con ella se entiende Rubén. A los dos trasteos de Pinar les faltó visiblemente la virtud de la ligazón. La habilidad se encargó de que se sucedieran seguidos los muletazos. Eso es oficio. O no tropezarse con el ritmo de ninguno de los dos toros. Los dos se los acomodó en embroques de generosas distancias, sin apreturas, y en faenas bien ideadas. Dobles de pecho en remates cambiados, salidas vibrantes, cierta electricidad. Gustó a la mayoría cuanto hizo el torero. Pinchazo y bajonazo para rendir al tercero. Una estocada caída para despachar al sexto. Gran seguridad en el toreo de capa por delantales. Bastante autoridad. Inesperada en un torero que sólo el pasado septiembre andaba de novillero. Puntero.

Todo el mundo esperaba que Bolívar confirmara en Valencia todo el ruido bueno que ha hecho en invierno en Colombia. Y habrá que esperar baza nueva. Un chispazo: la apertura de faena al quinto, al modo Castella-Perera, con el cambiado combado por la espalda en el platillo y en cite de lejísimos, y un lazo de otros tres para armar tanda explosiva. No mucho más. STampoco al segundo peñajara le tomó Bolívar la medida. Ni Salvador Vega al cuarto.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Rubén Pinar, al entrar a matar a uno de sus toros. EFE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra