Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El ministro de Exteriores británico no cree que la Cumbre del G-20 solucione los problemas

El objetivo principal de la reunión de abril, en su opinión, debe ser "fijar un nuevo rumbo y tomar decisiones concretas que mejoren la vida de las personas"

Actualizada Viernes, 13 de marzo de 2009 - 12:14 h.
  • AGENCIAS. Londres (Reino Unido)

El ministro británico de Asuntos Exteriores, David Miliband, cree que la grave crisis económica internacional se debe afrontar con "idealismo y realismo" y que no sería sensato esperar que la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G20 del 2 de abril en Londres solucione todos los problemas. "Hemos sido cuidadosos a la hora de no suscitar unas expectativas que no se puedan cumplir. Una conferencia de un día no soluciona los problemas del mundo", dijo Miliband en declaraciones en el Foreign Office a representantes de medios de prensa de cuatro países representados en la cumbre: Australia, España, Sudáfrica y Turquía.

El objetivo principal de la reunión de abril, en su opinión, debe ser "fijar un nuevo rumbo y tomar decisiones concretas que mejoren la vida de las personas; esa es la prueba para nosotros".

Miliband pidió "ser idealistas y realistas al mismo tiempo", teniendo en cuenta que "la profundidad de esta recesión es mayor de lo que la mayoría de la gente esperaba" y que lo que ocurre es "un desafío a nuestra visión sobre los mercados financieros y a nuestros conceptos sobre como se sostiene el crecimiento económico".

Ante los paralelismos que se han establecido con Bretton Woods, que creó una nueva estructura económica y financiera internacional tras la Segunda Guerra Mundial, Miliband recordó que aquella conferencia "fue un proceso de muchos años, no una cosa de un día, sino un largo proceso nacido del horror de una confrontación bélica".

El ministro añadió que esta llamada al realismo no pretende rebajar las expectativas sobre la cumbre del Grupo de los Veinte países desarrollados y emergentes (G20) y subrayó que en la cita del 2 de abril "tenemos que asegurarnos de que tomamos las decisiones correctas para poner el mundo en un rumbo diferente".

La agenda de la cumbre será amplia -"para reflejar que no sólo vivimos una crisis financiera, sino también una crisis económica"- y el resultado final será un acuerdo en el que habrá grandes diferencias de concepto, según el jefe de la diplomacia británica.

"No veo una división entre Europa y Estados Unidos", dijo Miliband en referencia a los diferentes enfoques que Washington y la Unión Europea quieren dar a las posibles soluciones de la crisis.

Las discrepancias sobre si es necesario o no incrementar el endeudamiento de los Estados para inyectar más dinero a la economía y propiciar su recuperación reflejan "enfoques ligeramente diferentes", en opinión de Miliband, para quien lo importantes es que "hay una unidad real de que no nos podemos quedar mirando".

"El papel de los Gobiernos es involucrarse", subrayó.

El máximo responsable del Foreign Office expresó su confianza en que las discusiones en el G20 sirvan para regular y supervisar mejor los mercados financieros, pero también para impulsar un comercio más abierto y justo, y cimentar el desarrollo.

"Unos mercados abiertos interesan a todo el mundo", manifestó Miliband, quien consideró que no se debe repetir el error de la década de los años 30 del siglo pasado cuando "las medidas proteccionistas que adoptaron individualmente los países derivaron en una recesión aún más profunda".

Por eso, la agenda del G20 "incluye asuntos relacionados con la coordinación macroeconómica, el desarrollo y el comercio, y sobre cómo construimos una recuperación basada en una economía menos contaminante, que es la única posibilidad sostenible".

Otro elemento clave para la presidencia británica del G20 es impulsar el papel y los recursos de los organismos financieros internacionales, sobre todo del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Es muy importante que incrementemos los recursos de los organismos financieros internacionales y que encontremos vías innovadoras para que el FMI contribuya a la solución. La economía ha cambiado globalmente y las instituciones globales tienen que estar a la altura de las circunstancias", señaló el ministro.

Miliband no habló de cifras -EEUU propone triplicar los recursos del Fondo Monetario Internacional- y se limitó a indicar que "la profundidad de la recesión actual implica que necesitamos un FMI con más recursos".

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra