Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PAMPLONA

Pamplona no es "problemática" para los alérgicos, a pesar de sus parques y jardines

En la ciudad, donde ya no se plantan especies de riesgo, sólo los chopos pueden considerarse problemáticos

Actualizada Miércoles, 11 de marzo de 2009 - 04:00 h.
  • A.O. . PAMPLONA

La consideración de Pamplona como una de las ciudades con más zona verde por habitante y con mayor número de árboles en sus calles no tiene por qué traducirse en una mayor afección para los alérgicos. Un reciente estudio realizado por encargo del Ayuntamiento asegura que, a excepción del chopo, "las especies plantadas en calles y avenidas de Pamplona no alcanzan valores que puedan considerarse problemáticos" para los alérgicos.

El Ayuntamiento dispone desde hace unos meses de un estudio de la UPNA que analiza la "influencia de las especies herbáceas y arbóreas en la generación de afecciones derivadas de la polinización en Pamplona", y en el que se concluye que las mayores concentraciones de polen alergénico de la ciudad se originan fuera del término municipal, en las superficies cerealistas de la Cuenca y en las forestales situadas en los alrededores.

Las conclusiones del trabajo las resumía la pasada semana el concejal delegado de Conservación Urbana, Ignacio Polo, en el pleno. Polo contestaba así a la petición formulada el año pasado por NaBai para sustituir aquellas plantas y especies que influyen en las alergias por polinización. Tras conocer los resultados del estudio encargado por el Ayuntamiento, el área de Conservación Urbana no tendrá que modificar su forma de actuación, ya que desde hace varios años apenas se plantan abedules, fresnos, cipreses o enebros, especies consideradas como productoras de polen alergénico.

Las gramíneas de la Cuenca

El estudio realizado por la doctora de la UPNA Rosa María Canals Tresserras, analiza los pólenes alergénicos de la Cuenca, de las masas arboladas de la ciudad y de las áreas de uso público. Con respecto a la Cuenca, asegura el trabajo que las mayores concentraciones de polen alergénico (más de 150 granos por metro cúbico de aire, cuando se considera que por encima de los 70 granos los alérgicos comienzan a manifestar síntomas intensos) se originan en las superficies cerealistas de la Cuenca, fuera de la ciudad. Entre las gramíneas más habituales están el trigo, la cebada y la avena, de las que se cultivan cerca de 25.000 hectáreas en la Cuenca y cuyo periodo de polinización se inicia a mediados de mayo.

También en los alrededores de Pamplona y con alto riesgo alergénico se situarían las 7.000 hectáreas de roble y encina, y los pinares, todos con picos de polinización en primavera.

Árboles y parques

Si las gramíneas lo son en la Cuenca, en el centro de la ciudad los árboles que causan mayor número de alergias polínicas son los enebros y cipreses, seguidos por abedules, plátanos, hayas y robles.

El término municipal de Pamplona dispone de 37 hectáreas de masas arboladas, aparte de los parques y de las zonas de uso público. En estas masas, concentradas en la ribera del Arga, San Cristóbal, Beloso Bajo y SDR San Juan, la carga polínica es baja según el estudio salvo en el caso de los chopos, los cipreses y los enebros. En cuanto a las zonas de uso público y a excepción del chopo, "no se alcanzan para las especies plantadas en calles y avenidas valores que puedan considerarse problemáticos". Sin embargo el trabajo alerta que, en casos puntuales y en épocas determinadas, "se pueden llegar a situaciones de riesgo alérgico".

El césped de los parques y jardines también puede provocar alergias, pero si se mantiene segado a pocos centímetros del suelo, no florece y no poliniza.

El estudio analiza también la contaminación por tráfico y concluye que los habitantes de Pamplona están expuestos a este tipo de contaminación que supone un riesgo para la salud. Y añade que el motor diesel es un potenciador de los procesos alérgicos ocasionados por el polen. Sobre este aspecto, el concejal delegado de Conservación Urbana, Ignacio Polo destacó en el pleno las políticas de movilidad sostenible que se llevan a cabo en Pamplona y citó las peatonalizaciones, los aparcamientos subterráneos, los disuasorios en la periferia o el carril bici.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Las masas arboladas de la ciudad se concentran principalmente en la ribera del Arga, en San Cristóbal, en Beloso Bajo y en la SDR San Juan. BUXENS

Un ejemplar de ciprés. DN

Chopos en la Vuelta del Castillo. DN


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Yo soy alérgico al polen de gramíneas y leguminosas, y es lo que se siembra en la Cuenca de Pamplona, cereal, maíz, y guisante... Así que habrá polen siempre... Y estoy de acuerdo con "Alérgico", hay que mejorar mucho los controles en materia de prevención de riesgos, no sólo para el que trabaja sino para el que lo sufre colateralmente.Julián
  • Me da la risa. Yo soy alergico al polen desde los 3 años y en pamplona se sufre de lo lindo. Solución: nos cargamos el ceral de la cuenca y hacemos viviendas. odiolasgramineas
  • Estos estudios, son de una frivolidad increíble, hay muchos tipos de alergias y meterlas todas en un saco, es una falta de rigor que descalifica por si mismo el susodicho estudio. Yo soy alérgico al polvo, y no puedo andar por Pamplona porque en cada esquina hay una obra y el operario de turno con la rotaflex levantando nubes de polvo sin ningún tipo de protección del entorno de la obra. Si sales a las variantes, los camiones que transportan escombros, van sin una lona que tape la carga, y dejan una estela de polvo insoportable. Pamplona es una ciudad pero que muy muy alérgica.Alérgico

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra