Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Chantaje a la alemana

El "gigoló suizo" que chantajeó a la rica alemana Susanne Klatten ha sido condenado a seis años de cárcel

Actualizada Martes, 10 de marzo de 2009 - 04:00 h.
  • ENRIQUE MÜLLER . COLPISA. BERLÍN

HELG Sgarbi, el seductor suizo de 44 años, que intentó chantajear a Susanne Klatten, la mujer más rica de Alemania, con videos íntimos, no pudo evitar sonreír cuando un juez de Munich lo condenó ayer a pasar seis años tras las rejas de una prisión alemana después de encontrarlo culpable de haber cometido los delitos de extorsión y fraude.

Uno de los procesos más esperados del año y que contó con una amplia cobertura periodística, debía durar cinco días y la prensa sensacionalista ya se frotaba las manos ante la posibilidad de escuchar el testimonio de Susanne Klatten y de otras tres víctimas, cuyos nombres aún permanecen en el anonimato.

Pero gracias a una inesperada confesión del acusado, bautizado por la prensa europea como el "gigoló suizo", que admitió haber engañado a las cuatro mujeres, el proceso llegó a su fin tras cinco horas de audiencia. "Mi cliente está de acuerdo en gran parte con la acusación de la Fiscalía y lamenta profundamente el daño que ha causado a esas personas", dijo el abogado de Sgarbi.

La acusación de la Fiscalía era contundente. Gracias al testimonio de Susanne Klatten, una de las principales accionistas de BMW, y las pruebas recogidas durante varios meses de investigación, la justicia había llegado a la conclusión de que Sgarbi logró obtener 9,3 millones de euros de las cuatro mujeres, a las que chantajeó con la amenaza de hacer públicos videos que había grabado durante sus encuentros amorosos.

Gracias a la confesión voluntaria de los pecados cometidos, Sgarbi fue condenado a seis años de cárcel, una sentencia que sorprendió a la fiscalía de Múnich que había exigido una pena de nueve años de cárcel. "El acusado puede estar satisfecho por haber recibido un castigo casi menor", dijo el portavoz de la Fiscalía, Antón Winkler.

Dónde está el dinero

El abogado defensor, Egon Geis, en cambio, se mostró altamente satisfecho con la sentencia. "Había solicitado cinco años de cárcel para mi cliente y ha recibido seis. La sentencia no es para nada mala", dijo el abogado. Pero Helg Sgarbi, deberá pasar los seis años tras las rejas, ya que no cooperó con la justicia en tres aspectos claves del proceso.

La Fiscalía no logró obtener una respuesta sobre el paradero del dinero que obtuvo de las cuatro mujeres chantajeadas, tampoco Sgarbi reveló dónde ocultó las grabaciones que realizó durante los encuentros amorosos con sus víctimas y se negó a dar detalles sobre la participación en el chantaje de Ernano Barreta, un ciudadano italiano, supuestamente el cerebro de la operación de extorsión.

Se libra de compadecer

La confesión de Sgarbi hizo innecesaria la comparecencia de Susanne Klatten ante el juez para testimoniar en contra de su antiguo amante y de las otras tres mujeres que fueron chantajeadas por el gigoló suizo. "Pero el señor Sgarbi no podrá obtener una reducción de la pena porque no ha revelado dónde se encuentra el dinero", dijo el juez.

Susanne Klatten, casada y madre de tres hijos, sucumbió a los encantos del gigoló suizo en julio de 2007, con quien mantuvo una intensa relación extramarital. Pero la historia de amor secreta terminó en un millonario chantaje cuando Sgarbi y su cómplice, el italiano Ernano Barreta, después de haber obtenido 7,5 millones de euros, exigieron a la heredera de la dinastía Quandt el pago de 49 millones de euros para evitar que una serie de grabaciones íntimas llegaran a manos de la prensa.

La heredera, en lugar de ceder al chantaje se armó de valor y reveló el chantaje a las autoridades alemanes. El 14 de enero de 2008, Helg Sgarbi esperaba a su ex amante en el aparcamiento de un hotel en Austria, quien supuestamente debía hacerle entrega de 14 millones de euros. Pero, en lugar de Susanne Klatten, el gigoló se encontró con un grupo de policías.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

El suizo Helg Sgarbi ayer durante el juicio por el chantaje. REUTERS

Susanne Klatten. EFE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Bravo por la valentía de esta señora. io

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra