Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

Dos tramas con indicios y dudas

La dirección del PP está dispuesta a depurar responsabilidades por el "caso Gürtel" en la Comunidad de Madrid, pero considera que la supuesta trama no ha salpicado a los cargos valencianos del partido

Actualizada Domingo, 8 de marzo de 2009 - 04:00 h.
  • MAGIS IGLESIAS . COLPISA. MADRID

DIEZ dirigentes imputados, cinco aforados bajo sospecha y tres tribunales investigando la trama de corrupción relacionada con el PP dibujan un panorama sombrío para el partido de Mariano Rajoy. La organización delictiva nació en la sede central del partido al amparo del aparato de Organización bajo la presidencia de José María Aznar, pero más tarde se extendió por las comunidades valenciana y madrileña.

Rajoy ha tratado de forma diferente a los militantes implicados en la causa de una y otra autonomía porque la actuación del entramado investigado era muy distinta en uno y otro territorio.

Los autos de inhibición del juez Baltasar Garzón han venido a confirmar un secreto a voces en los pasillos de la sede "popular" de la calle Génova: el tinglado de Francisco Correa se construyó en los años noventa sobre las relaciones del empresario con los funcionarios del partido. El negocio floreció cuando el PP llegó al poder y se hacían actos cada vez más potentes.

La amistad del empresario con el entonces gerente Luis Bárcenas y el contacto frecuente con Jesús Sepúlveda Recio, alcalde hasta el viernes de Pozuelo (Madrid) y en aquellas fechas secretario de Organización del PP, encargado de la organización de los eventos del partido, fueron pilares sólidos sobre los que Correa construyó su alianza con la organización política y creó así un entramado de influencias en las administraciones.

Los inicios de la trama

Ahora, el juez Garzón considera claves las relaciones de aquella época entre el dimitido alcalde de Pozuelo y el empresario detenido. "Previamente a que el señor Sepúlveda fuera alcalde de Pozuelo de Alarcón era una de las personas que organizaban eventos del PP y ofertó a Francisco Correa que fuera su empresa Special Events la que llevara esos eventos", relata el magistrado de la Audiencia Nacional en la resolución en la que le imputa en el caso Gürtel.

En la misma época crecieron las amistades de Correa y su entorno con los restantes funcionarios del partido. Más tarde, accedieron a cargos de la comunidad y los ayuntamientos hasta donde, muy pronto, llegaron los tentáculos del entramado de Correa. La red estableció relaciones supuestamente delictivas para hartarse de intermediar en la oferta de contratos públicos, controlados mediante sobornos, y cobrar comisiones a los adjudicatarios.

El negocio se diversificó poco después con la intermediación en actividades urbanísticas, recalificaciones y maniobras especulativas que se repartieron por los municipios de Arganda del Rey, Boadilla del Monte y Majadahonda.

El contacto para llegar al Ayuntamiento de Boadilla fue el eurodiputado Gerardo Galeote, que relacionó al empresario con su padre, concejal de ese municipio.

Correa utilizaba hasta seis distintos números de registro para sus empresas, de manera que las consejerías que pagaban las facturas pensaban que se estaban adjudicando los contratos a diferentes sociedades.

Los regalos

El PP dejó caer a los presuntos corruptos madrileños con dimisiones y suspensiones de militancia. El juez les imputa en un sumario que investiga delitos como falsedad documental, prevaricación, cohecho, tráfico de influencias y blanqueo de dinero.

Sin embargo, la dirección nacional salió en defensa de los dos aforados de la Comunidad Valenciana, el presidente Francisco Camps y el secretario general Ricardo Costa. Lo que el juez pide al Tribunal Superior de Justicia que investigue es un esquema delictivo diferente al de Madrid. Los dos políticos valencianos, junto a un ex vicepresidente y un jefe de gabinete, habrían recibido dádivas de de la trama que, supuestamente, pagó sus gastos en vestuario. Sonhechos menos relevantes penalmente.

El modus operandi del entramado valenciano apunta a una supuesta financiación irregular del partido que ni el juez ha probado ni parece fácil lograrlo. Lo que la policía trató de averiguar fueron los contactos entre los altos cargos receptores de regalos y las contrataciones de las administraciones públicas con Orange Market.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Sorprende sobremanera que nadie investigue las presuntas y numerosas irregularidades en la instrucción de este caso. Los regalos y los pagos, las filtraciones, la reveleción de secreto, las difamaciones, los compadreos de fiscal, juez, policía judicial y ministros de justicia... Los indicios de delito son mucho mayores que los destapados por la instrucción y aquí nadie mueve un dedo. Por otro lado la instrucción de la trama valenciana desde un punto de vista jurídico más parece un chiste que otra cosa. José Lon

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra