Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
BALONMANO

Calamitoso

El FCK logró su primer triunfo en la fase al anotar el 28-27 a 11 segundos del final tras una increíble pérdida de balón albiazul

Actualizada Domingo, 8 de marzo de 2009 - 04:00 h.
  • J.J. IMBULUZQUETA . PAMPLONA

El pase parecía ya encarrilado. La presencia del Portland San Antonio en los cuartos de final de la Liga de Campeones eraya casi un hecho, pero en apenas 20 segundos, todo se torció y el equipo navarro, por sus propios errores, se vio apeado de la máxima competición continental por el FCK Handbold. El club danés, sin opciones y que sumó su primer triunfo de esta fase ayer, demostró más actitud, pundonor, acierto e intensidad que el Portland.

Éste desaprovechó de forma desconcertante la gran oportunidad que le había brindado el Hamburgo tras ganar al Chehovskie (32-31).

El 34-26 encajado en Rusia el 9 de octubre, que no fue remontado en la UPNA un mes más tarde (33-27), ha acabado por condenar por golaverage a los navarros ante el empate a puntos (6) con el Chehovskie. Así el equipo ruso acompañará al Hamburgo entre los ocho mejores equipos de Europa.

Mal en defensa, mal en ataque

Ayer, a falta de 40 segundos para el final de un partido intenso e igualado y que los navarros no pudieron romper, el Portland atacaba con un 27-27 en el marcador. Era un resultado que le daba el billete para cuartos de final y Villaldea había pedido a sus jugadores un ataque largo. Pero entonces sucedió.

El equipo navarro no supo jugar ante el aviso de pasivo y su circulación de balón se rompió a los pocos pases. Arnarsson aprovechó una imprecisión en la recepción de un mal pase para salir veloz a la contra. Nadie pudo frenarle y batió a Saric. El 28-27 dejaba al Portland fuera de Europa. El equipo navarro ni siquiera aprovechó los últimos 11 segundos para tratar de poner de nuevo las tablas.

La sorpresa por lo ocurrido, la incredulidad por dejar escapar lo que ya tenían en la mano, el enfado, el desconcierto, la impotencia, la decepción... dejó sin reacción a los albiazules. El desastre se había producido y era ya inevitable. Europa era ya agua pasada.

Todo el trabajo y la pelea del equipo en los dos últimos meses se había ido al garate, junto a la ilusión de una grada que le había apoyado y acompañado al máximo en los últimos choques.

El Portland lo tuvo en su mano, hizo lo más difícil -llegar a la última jornada con opciones- pero no supo apuntillar.

En el pabellón de Farum, el equipo antoniano no demostró el juego que había tenido en los últimos partidos. No fue ni de lejos el que apenas una semana antes había ganado al Hamburgo. Le faltó consistencia, actitud e intensidad defensiva y el ataque, exceptuando el segundo tiempo de Malmagro y Nikolic, tampoco rindió a un buen nivel.

Pese a todo, el Portland tuvo ocasiones para romper el partido. En el primer tiempo, llegó a tener un 7-10 (m.14), gracias a la eficacia de su primera línea y Hernández. Sin embargo, la 6-0 navarra no lograba parar al zurdo Rajkovic ni a Klavs Bruun y el FCK se creció.

La defensa danesa aumentó la intensidad y, aprovechando una exclusión a Jakobsen, provocó los errores visitantes. Unos regalos con los que endosó un doble parcial 4-1 casi de forma consecutiva. Así, del 7-10 se pasó a un 15-14 con el que se llegó al descanso.

Villaldea, muy enfadado por el exceso de confianza que veía en sus jugadores, trató de poner las pilas a los suyos en el ecuador.

El mazazo final

El Portland mejoró en la reanudación, pero fue algo momentáneo. La defensa apretó un poco más, Saric apoyó con sus paradas y aprovechando en ataque las conexiones con Nikolic, el club albiazul dio la vuelta al marcador con un 1-5 (16-19, m.35).

Pero el equipo no carburaba, ni en defensa ni en ataque. No mostraba la ambición de quien se está jugando el pase a los cuartos de final ante un rival que sólo se jugaba la honra. Y el FCK vio su posibilidad, se rehizo a la contra y le endosó un parcial de 6-1 (22-20, m.42).

El duelo estaba totalmente abierto y, con un 26-26 en el marcador, se entró a los 9 últimos minutos. Un tiempo que fue una sucesión de imprecisiones. El Portland desaprovechó hasta 8 ocasiones claras ante Nielsen y sólo Saric, al desabaratar 3 ataques locales, mantuvo a su equipo vivo. Así, tras más de 8 minutos, el parcial había sido de un 1-1 que ponía un 27-27 favorable al Portland.

Además, los antonianos atacaban para ganar. El pase parecía ya encarrilado. La presencia del Portland en los cuartos de final de la Liga de Campeones era casi un hecho pero, en esos 20 segundos malditos, todo se torció.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Ratko Nikolic, uno de los antonianos más destacados en ataque ayer, trata de alcanzar el balón en un pase pese a ser sujetado por Arnarsson. AFP


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • me alegro por malos y vividores q no pensais mas q estar en la sala de fiestaszagu

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra