x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

El año de González Acilu

Músicos de cuatro generaciones rinden homenaje al compositor alsasuarra en el inicio de un año dedicado a Agustín González Acilu con motivo de su 80 cumpleaños.

Actualizada Viernes, 20 de febrero de 2009 - 04:00 h.
  • MARÍA ANTONIA ESTÉVEZ . MADRID

ESTE de su 80 cumpleaños va a ser sin duda el año del compositor navarro Agustín González Acilu (Alsasua, 1929) porque los homenajes se van a ir sucediendo a partir del que el miércoles le tributó el Gobierno de Navarra y el Real Conservatorio de Madrid justo el día de su onomástica. En el programa, cuatro generaciones de compositores que han seguido de cerca su trayectoria y que quisieron sumarse al homenaje con páginas dedicadas a él.

El concierto homenaje partió con el Impromptu de Remacha (1898-1984) y siguió con otros tres compositores de la generación de la primera mitad del siglo XX: Ramón Barce (1928-2008) con Alcances, Carlos Cruz de Castro (1941) con Preludio 14, estreno absoluto, y Tomas Marco (1942) con otro el estreno absoluto de su Aga. Siguió la generación nacida en los años cincuenta como Teresa Catalán (1951) que aportó también el estreno de su composición Si todo vale, nada vale, Sebastián Mariné (1958) y su Aga, también estreno absoluto, y el Acilu, estreno de Francisco García Álvarez (1959). Finalmente la benjamina del grupo, Carme Fernández Vidal (1970) con su Troballa al jardí.

El programa concluyó con varias obras del propio homenajeado, que como el resto del programa interpretó Diego Fernández Magdaleno, buen conocedor de la obra que Acilu ha destinado a este instrumento.

La mayoría de estos compositores asistieron al concierto con la excepción de Tomás Marco, convaleciente de una operación y representado por su esposa. También acudió la viuda de Ramón Barce. Cruz de Castro se adhirió desde México. Entre el público se encontraban mucha gente del mundo de la música, compañeros musicólogos como Juan Francisco de Dios Fernández, autor de la reciente biografía de Barce, compositores como Claudio Prieto, directores de orquesta como José Ramón Encinar, director de la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid, musicólogos directores de festivales internacionales, como Rosa María Calle, del de Música Contemporánea de Tres cantos, como María Angeles Ferrer del Internacional de Piano de Ibiza, críticos musicales como Andrés Ruiz Tarazona, compañeros del Conservatorio, alumnos de sus años de docencia.

Fue la directora general del Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música, Marta Cureses, la que previamente había hablado del homenajeado y su obra. Nadie lo pudo hacer mejor porque está en contacto con la biografía musical de Acilu desde que siendo estudiante universitaria en Oviedo decidiera hacer su tesis doctoral sobre el autor navarro.

Así que para aquella joven universitaria realizar una tesis doctoral sobre Acilu, sobre su manera de enfocar el proceso de creación sonora, sobre los sistemas de análisis lingüístico que, al mismo tiempo y sin tener relación directa, estaban realizando en Europa los compositores Luciano Berio, Luigi Nono o los semiólogos Mattiez o Ruwet, fue para ella todo un descubrimiento que continuó en el tiempo con la publicación de dos ediciones actualizadas de la biografía musical de Acilu.

Cureses centró la obra de Acilu en aquel panorama español de los años cincuenta, y en la irrupción de los compositores de la denominada Generación del 51 a la que el compositor navarro pertenece. "Representó un paso decisivo en la incorporación de nuestra música contemporánea a las estéticas compositivas europeas", dijo. Se refirió también a cómo la admiración que Acilu siempre manifestó por Bach como referencia histórica, como muestra de equilibrio entre ciencia y humanismo, "adquiere un paralelismo en su propia y constante búsqueda de equilibrio".

Tras repasar su biografía desde que siendo niño escuchara la música que Luis Taberna desgranaba desde el órgano de la iglesia de Alsasua, pasando por el apoyo recibido del maestro Remacha en Pamplona cuando supo advertir su potencial y le ayudó a prolongar su estancia en Paris en los años sesenta, Marta Cureses siguió a Acilu a su regreso a España y en sus viajes por Roma y Venecia, cuando con su amigo Rafael Moneo iba a escuchar las clases de Umberto Eco, de Diego Fabbri, de Sanguinetti o Giulio Carlo Argán para finalmente repasar toda su obra compositiva, su Oratorio Panlingustico, su Arrano Belzta, su Omaggio a Passolini,

Al final, tras tiempo y tiempo de largos aplausos, que Acilu escuchó junto a su mujer Carmen, y sus tres hijas, Ana, María José y Begoña, y tres de sus cinco nietos, el compositor navarro subió al estrado y agradeció a todos, muy emocionado, su presencia, "y sobre todo, dijo, a este Conservatorio tan querido, una casa en la que he dejado tanto trabajo, y he encontrado tantas ilusiones y tantos amigos"

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Agustín González Acilu, con su esposa Carmen Ribot, sus hijas, Ana, María José y Begoña y tres de sus nietos. JAVIER ECAY/FUNDACIÓN ARS INCOGNITA

Salvador Estébanez aplaude Inmaculada Alegría, que entrega una placa a Agustín González Acilu. MODEM PRESS


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra