Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El padre de Eluana invita a Berlusconi y a Napolitano a visitar a su hija

El tutor de la joven calificó de "tortura inhumana" la situación legal que vive la paciente

Actualizada Sábado, 7 de febrero de 2009 - 20:01 h.
  • AGENCIAS. Roma (Italia)

Giuseppe Englaro invitó hoy al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, y al presidente de la República, Giorgio Napolitanio, a que vayan a ver a su hija Eluana, en estado vegetativo desde hace 17 años, para que se den cuenta en la situación en la que se encuentra. "Soy el tutor de Eluana Englaro, pero en este momento hablo de padre a padre. Me dirijo al presidente de la República, Giorgio Napolitano, y al presidente del Gobierno, Silvio Berlusconi, para que vengan a Udine y se den cuenta, personalmente y privadamente, de las verdaderas condiciones en las que está mi hija Eluana", se lee en una nota difundida por el abogado de la familia Englaro, Vittorio Angiolini.

Eluana Englaro, de 38 años, se encuentra ingresada desde el pasado 2 de febrero en la clínica "Quiete" de Udine, en el noreste del país, donde un equipo médico le ha retirado la alimentación e hidratación asistida para ayudarla a morir.

La carta de Englaro llega después de Berlusconi asegurase hoy que si uno de sus hijos se encontrase en la misma situación de Englaro "no le desconectaría".

El viernes, el primer ministro también había indicado que Eluana es una persona "que podría incluso hipotéticamente tener un hijo".

El Gobierno de Berlusconi ha aprobado un proyecto de ley para detener la muerte de Eluana Englaro, que se presentará mañana en el Parlamento y se intentará aprobar en el tiempo récord de dos o tres días.

La opción del proyecto de ley llegó después de que el presidente de la República rechazase firmar un decreto urgente con el que el Gobierno de Silvio Berlusconi pretendía detener inmediatamente la muerte de la mujer.

En declaraciones recogidas hoy por los medios, el padre de Eluana había calificado de "tortura inhumana" la situación legal que se ha creado en torno al caso.

Aseguró que soporta esta situación sólo porque sabe que con la suspensión de la alimentación y la hidratación artificial se respeta la voluntad de su hija.

Giuseppe Englaro comenzó hace diez años una batalla legal para conseguir ayudar a morir a su hija y finalmente el Tribunal de Apelación de Milán le autorizó a retirar la alimentación artificial que mantiene con vida a su hija. Un fallo que el pasado noviembre fue confirmado por el Supremo.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra