x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Macarena Eseverri (Cruz Roja): "La mutilación genital es un problema de la humanidad"

Cada año, dos millones de niñas se enfrentan a esta práctica, que se lleva a cabo por diferentes motivos dependiendo de las distintas etnias

Actualizada Jueves, 5 de febrero de 2009 - 12:23 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

Unos 130 millones de mujeres y niñas son objeto de mutilación genital cada día en África, Medio Oriente y Asia según Naciones Unidas, una práctica contra la que lucha la delegada navarra de Cruz Roja en Mali, Macarena Eseverri, para quien éste "no es sólo un problema africano, sino de la humanidad".

Por ello, mañana se celebra el día Mundial de Tolerancia Cero a la Mutilación Genital Femenina, una costumbre ancestral que supone la ablación total o parcial de los órganos sexuales externos femeninos, desarrollada a menudo con instrumentos sin esterilizar.

En Mali, por ejemplo, la mutilación es algo que se asume, que "te toca por ser mujer", y algo bien conocido por Eseverri, que permanece en este país africano de la franja del Sahel desde principios del pasado año como responsable del proyecto de lucha contra la mutilación genital femenina en las regiones de Kayes y Segou.

Cada año dos millones de niñas se enfrentan a esta realidad que se lleva a cabo por diferentes motivos dependiendo de las distintas etnias, aunque en la actualidad "la edad y el modo en los que se practica, así como el sentido que se le da, ha cambiado mucho", afirma la cooperante en un comunicado de Cruz Roja.

Según Eseverri, en su origen, uno de los motivos que impulsaba a realizarla era eliminar el placer sexual de la mujer, "con la finalidad de asegurar que llegara virgen al matrimonio y evitar posibles infidelidades".

En Mali, "uno de los países más pobres del mundo, donde los índices de mutilación genital llegan al 90 por ciento", Cruz Roja Maliense y Cruz Roja Española, con la colaboración de la Agencia Española para la Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID), desarrollan un proyecto para reducir esta práctica a través de la información y la sensibilización en las comunidades.

Durante estos últimos ocho años, los cooperantes se enfrentan a una tradición arraigada, en la que el poder de la tradición y de la costumbre hacen "difícil erradicarla", sostiene Macarena.

"La mayor parte de los hombres no quieren casarse con mujeres que no estén mutiladas, y esto creó un estigma en un país como Mali, en donde el matrimonio y la maternidad van ligados al prestigio social de la mujer", aunque "afortunadamente, esta situación empieza poco a poco a cambiar", explica.

La emigración es también "uno de los factores que favorece que cada vez haya más hombres que prefieran que sus mujeres no estén mutiladas", pero no obstante cambiar mentalidades es "muy complicado".

La labor que la cooperante navarra desarrolla junto a las personas voluntarias de la Cruz Roja Maliense consiste en un contacto directo con las tribus: "Cuando llegamos a una nueva comunidad, lo primero que hacemos es reunirnos con el jefe de la tribu. Nos presentamos y le explicamos porqué estamos allí y cuál es la finalidad de la visita, y tras el visto bueno se organizan reuniones con todos los miembros de la comunidad que quieran asistir".

Para Cruz Roja, la salud es un "factor fundamental" en la lucha contra la pobreza y "una pieza clave" para el desarrollo de las poblaciones más desfavorecidas, por lo que los programas de lucha contra la mutilación genital priorizan en la mejora de la salud sexual y reproductiva, y en la defensa de los Derechos Humanos de las mujeres y las niñas.

La práctica se lleva a cabo en numerosas ocasiones por las mujeres mayores de los poblados, que "han heredado ese papel de sus antecesoras", y que "generalmente no tienen ninguna preparación y las practican sin precauciones higiénicas, ni siquiera se esteriliza el material que utilizan, algo que hace que las niñas puedan morir por infecciones posteriores, por hemorragias".

Según la coordinadora del proyecto en Malí, "no hay una ley que penalice a las mutiladoras ante la muerte de una niña en el momento de la práctica, y trabajan cada vez más de manera clandestina y con total impunidad".

Al respecto, explica que si antes esta práctica se llevaba a cabo con grandes fiestas y rituales, "ahora se tiende a hacer cada vez más de manera escondida. Incluso en ocasiones son las abuelas las que se llevan a las niñas a escondidas de sus madres. No es fácil trabajar con las generaciones de las abuelas, pero espero en que en unos años, todo sea más sencillo", confía.

Macarena Eseverri Aznar (Pamplona, 1980) también se responsabiliza de otro proyecto destinado a la capacitación de las agrupaciones rurales de mujeres en materia de producción, transformación, conservación y comercialización de productos agrícolas, en la región de Kayes.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Cómo no se cortarán otra cosa los hombres de estos paises. Se merecerían este sufrimiento en carne propia, entonces seguro no, segurísimo que cambiar mentalidades sería de lo más fácil y rápido.Mieira
  • No entiendo a que sale ahora ZP, pero weno... creo q la gente se ha acostumbrado a echar la culpa de todo al Gobierno (q tiene muxa culpa de muxas cosas pero no de todo). Al margen de eso, yo estoy a favor de que se termine este acto que llevan a cabo en según que paises. Igualdad entre hombre y mujeres EN TODO!!May
  • Pero donde se lee algo de politica en este articulo!!!!!!!!!!!Estamos fatal
  • Ahora resulta que ZP tiene la culpa de todo, desde que el mundo es mundo. En contra tuya diré que con la actitud ante la inmigración ya va por delante de los "rajoys" y compañía. La "cultura" de ciertos lugares cambiará, como cambió la nuestra, a pesar de algunos...Que harta estoy de PPeros...
  • A ver si ZP y sus ministras hacen algo al respecto, que hablan mucho y salen en las teles a menudo pero hacen muy pocoColono

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual