x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TIERRAESTELLA

San Blas repartió sus bendiciones

Decenas de vecinos llevaron a sus mascotas hasta las puertas de la parroquia de San Miguel

Actualizada Miércoles, 4 de febrero de 2009 - 04:00 h.
  • MARI PAZ GENER . LODOSA

Lodosa celebró ayer la festividad de San Blas con la tradicional bendición de los roscos, las mascotas y los juguetes. En esta ocasión, el santo, además de ejercer su influencia para proteger durante el resto del año a los lodosanos de las afecciones de garganta, intercedió para que durante toda la mañana, festiva en la localidad, brillase el sol tras los últimos días de lluvia y mal tiempo.

Con el acto se puso fin a las fiestas de invierno del municipio ribero, que se iniciaron el pasado viernes y en las que han tenido lugar diferentes actuaciones musicales y competiciones deportivas.

La jornada comenzó a las 7 de la mañana con la salida de los auroros por las calles de Lodosa, una cita que se prolongó durante tres horas, según indicó el párroco José María Ortiz. Después, sobre las 11.30 horas los lodosanos, muchos con sus mascotas y los más pequeños con juguetes, comenzaron a acercarse a la iglesia de San Miguel, también con los tradicionales roscos en la mano. En el interior del templo, Loli Arrastia Remírez, colaboradora de la parroquia, terminaba de preparar y adornar con roscos donados por las panaderías lodosanas la talla de San Blas de finales del siglo XVII.

De los abuelos

Loli Arrastia, que lleva décadas preparando al santo, explicó que se trata de una tradición muy arraigada en Lodosa que ella aprendió de sus abuelos. "Hoy en día se mantiene viva, aunque las fiestas de San Blas ya no son las mismas que antes", dijo.

A las 12 de la mañana, San Blas abandonó la parroquia para recorrer en procesión la calle Ancha, la plaza de Chapalangarra y la calle Mayor. Este año, llevaron las andas Mario Martínez Cancedo, Juan José Romero, Luciano Blanco y Ángel García. El párroco José María Ortiz portó el relicario en forma de mano en el que se guardan parte de los restos de San Blas y que, tras la bendición de los roscos, se ofreció a la veneración de los vecinos.

Mientras el santo regresaba al interior de la iglesia, cientos de lodosanos esperaron impacientes en la plaza de la Cruz junto con sus mascotas la bendición de San Blas. Junto a los perros, gatos y canarios, animales de compañía más habituales en las casas, se pudo ver una tortuga, propiedad de los hermanos Iker y Oscar López Ezquerro, de 6 y 2 años. Cerca, Blanca Lodosa Rueda acudía con sus nietas Lucía e Irene de tres años, que llevaban a sus muñecas con pequeños roscos colgados del cuello. "Es muy importante trasmitirles la tradición", comentó la vecina. Ane Leza Gabiri, de 12 años, llevó a bendecir a un perro, Maxi, un mestizo de dos años mientras que su hermano Mikel hacía lo mismo con Laica, otra mascota de la familia. "Venimos todos los años", comentó Ane Leza. Otro niño lodosano, Jorge Martínez Espinosa, llevó a bendecir a Lunita, un pollo que tiene como mascota.

El sacerdote Pedro Sanz bendijo en esta ocasión a los vecinos, animales y alimentos que se encontraban en el exterior. "La bendición es para los roscos pero, sobre todo, para los que se los comen". En el interior, el párroco presidió la misa antes de bendecir a los asistentes.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Niños, mayores, juguetes y mascotas. Todos llevaron el tradicional rosco para que fuese bendecido. MARI PAZ GENER

El sacerdote Pedro Sanz bendijo a los animales fuera de la iglesia. GENER


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual