Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
OSASUNA 1 - NUMANCIA 0

Dulce angustia

En duelo más tenso por sus incidencias que vistoso por su fútbol, Osasuna rentabilizó el madrugador gol del Rifle Pandiani

Actualizada Lunes, 2 de febrero de 2009 - 22:13 h.
  • FERNANDO CIORDIA . PAMPLONA

El cielo ya no tiene tantos nubarrones. En dos jornadas, Osasuna ha recortado en cuatro puntos la distancia sobre la supervivencia. Está a tres. Sin duda, es la mejor noticia que podía recibir la familia rojilla, sufrida y capacitada para soportar tardes angustiosas como la de ayer.

Si alguien creyó que el camino no tendría espinas estaba equivocado. Ni con el 1-0 que abrió la batalla. Hasta el minuto 96 nadie se movió de la butaca para ofrecer su voz por el equipo. La escena era de película de miedo porque había mucho en juego. El Mallorca se había quedado sin dos jugadores por expulsión pero no había sacado la bandera blanca. Y Osasuna perdió a Nekounam para la recta final, después de que Puñal errara un penalti (fue el borrón a su partidazo). No pudo dar la puntilla, pero al menos mantuvo el tipo atrás, una virtud igual de elogiable.

Todas las incidencias estaban reservadas para el último cuarto de hora, por lo que el suspense fue máximo. Hubo demasiada tensión, la explicación de que apenas se viera fútbol. Es de presumir que así sea de aquí en adelante. Osasuna jugó uno de sus peores partidos, sin control pero con carácter. Apenas disparó con peligro y desde el minuto 15 se vio dominado. Esta historia ya la conocen muy bien los rojillos, como las injusticias arbitrales. González Vázquez no se arrugó ayer. Es cierto que el penalti sobre Pandiani es de los que no se pitan, pero las dos rojas bermellonas fueron justas.

Una bala del Rifle

El viento sopló a favor en un inicio trepidante y el Mallorca se llevó la primera en la frente. Masoud confirmó la teoría de que sabe moverse mejor partiendo de la media punta y demostró una mayor capacidad de sorpresa en beneficio del equipo. Cuando actuaba en la banda su reto era el de driblar a todo el que le salía, en espacios reducidos. Mejor situado, ayer comprendió que su peligro es más evidente cuando se acerca al área y aprovechó sus caídas a las bandas para desmontar a la defensa.

Sólo habían pasado tres minutos cuando Azpilicueta mandó una pelota paralela al iraní, que en carrera puso un centro como manda el manual: entre el portero y la zaga, y al segundo palo. Allí, cómo no, estaba el Rifle Pandiani. Balazo con su cabeza de hierro. Gol. Ya lleva cinco.

En este inmejorable comienzo, Osasuna primó más sus energías que su fútbol. Llegados a esta situación, la practicidad garantiza resultados. El equipo apretó los dientes en defensa con Puñal como primer recuperador y sus jugadas terminaron con un centro para crear la máxima incertidumbre en el enemigo. El Mallorca sólo podía frenar a los rojillos con faltas. Una buena señal.

A Osasuna, no obstante, le faltó continuar su impetuoso arranque. Con el paso de los minutos el cuadro de Manzano se quitó las legañas. El técnico había poblado el centro del campo con tres pivotes, y mediada la primera parte pudo comprobarse la movilidad de Jurado y la agresividad de Aduriz. Roberto atrapó lo que le llegaba a puerta. Es justo reconocer que el Mallorca mereció el empate antes del descanso. Arango, enmudeció al Reyno de Navarra con un disparo que salió fuera con olor a gol. Y Nunes cabeceó junto al palo. La mejor noticia era irse ya al vestuario.

Incidencia tras incidencia

El Mallorca demostró en Pamplona estar más vivo de lo que pudiera parecer. Fue valiente y tuvo actitud, más cuando en la segunda parte padeció todo tipo de contratiempos. Todo ocurrió en menos de veinte minutos, del 59 al 78. El primero en irse a la ducha antes de tiempo fue David Navarro por una escalofriante entrada al imparable Masoud. Luego le acompañaría el meta Aouate, que en una de sus pocas intervenciones tuvo que salir del área ante Juanfran y una avalancha de rojillos. Tocó la pelota con la mano. Roja directa.

Manzano no ganaba para sustos y tuvo que improvisar los cambios. Osasuna tampoco terminaba de romper el partido. Su entrega fue destacable, pero le faltó sentenciar. Puñal erró desde los once metros y Nekounam se convirtió en el tercer expulsado del partido por una segunda amarilla que debió evitar. Diez contra nueve para la última decena de minutos. Para entonces, Webó ya estaba correteando por el Reyno dispuesto a dar el disgusto. No llegó. Un disparo suyo golpeó en la cabeza de Aduriz y en el tramo final Miguel Flaño se erigió en el valladar. Osasuna pudo después respirar.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

¡¡¡Yo no bajo!!!

Josetxo, Azpilicueta, Juanfran, Monreal, Masoud, autor del pase de gol, y Nekounam celebran junto a Walter "Rifle" Pandiani el tanto de la victoria.

David Navarro fue expulsado por esta duro entrada sin balón sobre Masoud Shojaei, que firmó uno de sus mejores partidos. JAVIER SESMA

Mario Suárez agarra de la camiseta a Josetxo Romero. JAVIER SESMA


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra