Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Física y química

Actualizada Lunes, 2 de febrero de 2009 - 03:59 h.
  • OPINION@DIARIODENAVARRA.ES

V UELVE el balón intragástrico a las páginas de publicidad de los periódicos. Se trata de una pelota que, introducida en el estómago, reduce el espacio para los alimentos. El resultado es que te sacias antes, depende de lo inflada que esté. Según el anuncio, se pueden perder 22 kilos en 90 días. Recuerdo haber escrito algo sobre este invento hace dos o tres años, cuando tuve noticias de él por vez primera. Me llamó la atención por su sencillez y porque se trataba de un artefacto puramente mecánico. El cuerpo humano es una rara mezcla de física y química, lo que ha dado lugar a especialidades que satisfacen ambas necesidades. Ahora están de moda los osteópatas, que te ordenan los huesos con la facilidad con la que otros ordenan una biblioteca (aunque no por orden alfabético). En las sociedades desarrolladas hay una curiosa vuelta a la mecánica, de ahí la proliferación de masajistas y fisioterapeutas. Las pastillas sufren un cierto desprestigio porque no resulta fácil controlar sus efectos. De hecho, no se sabe de nadie que tras leer el prospecto de una medicina actual se atreva a tomarla. Los efectos secundarios son cada vez más crueles, menos manejables. Además, nos acabamos de enterar de que hay bacterias adictas a los antibióticos como hay seres humanos adictos a la heroína. Llega un momento en el que no sabe uno si se medica para sí o para la bacteria, que cuando está con el mono puede hacer cualquier barbaridad.

El mismo día en el que tropiezo con el anuncio del balón intragástrico, me sale al paso también la publicidad de una técnica quirúrgica que remodela la silueta. Si lo he entendido bien, se trata de un bisturí que esculpe la carne como el cincel esculpe el mármol. El término cirugía nos remite de nuevo a la mecánica. Quizá vuelvan a ponerse de moda los "manitas". No sería raro. En épocas de escasez necesitamos gente que con un destornillador, dos alicates y tres piezas desechadas del motor de una nevera rota sean capaces de fabricar una batidora. Escuchando las recetas de Obama para sortear la crisis económica (construyamos puentes y carreteras, dijo) parece que también las recetas contra el paro van ser más mecánicas que químicas.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra