Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Mª ANTONIA IRISARRI BAILE VECINA DE ARGUEDAS

"Me agarré al volante porque no pude evitar el golpe"

Actualizada Domingo, 1 de febrero de 2009 - 03:59 h.
  • J.U. . ARGUEDAS

María Antonia Irisarri Baile es una joven arguedana que regresaba a casa en la noche del pasado 13 de noviembre cuando se vio inmersa en un accidente con un jabalí.

El impacto se produjo en el kilómetro 10 de la NA-134 Eje del Ebro, en la recta de Arguedas, entre el puente del barranco y los caseríos de Murillo de las Limas.

Irisarri no sufrió heridas y el suceso se quedó en el consiguiente susto para la conductora y en graves desperfectos en su vehículo -un Volkswagen Beetle, matrícula 1754 CXW que compró hace cuatro años-, que el seguro se encargó de cubrir. "Regresaba a Arguedas de un cursillo de natación que estaba haciendo en Tudela cuando me encontré con el jabalí de frente a escasos metros del coche. No me dio tiempo a evitar el choque. Había oído que no intentara esquivarlo ni diera volantazos bruscos y me agarré al volante al mismo tiempo que frené", recordaba.La arguedana detuvo el coche, avisó a la Policía Foral y esperó la llegada de los agentes. "Me atendieron muy bien, pero el susto iba por dentro. No he tenido problemas con el seguro y el vehículo me lo arreglaron en pocos días. Pero lo cierto es que un accidente así es inesperado y casi inevitable la mayoría de las veces", añadió.

María Antonia Irisarri suele frecuentar la NA-134 porque suele viajar a Tudela de compras o con las amigas. "Antes, cuando me encontraba en paro, solía ir de tres a cuatro veces por semana y hay meses concretos en los que los jabalíes frecuentan más la carretera. No puedo ocultar que los días siguientes al accidente me costaba coger el coche y volver a circular por la recta", aseguró.

También destacó que en la recta es complicado llevar la luz de largo alcance. "La carretera tiene un alto volumen de circulación y molestas al que viene de frente, que en horas concretas te cruzas constantemente. Ahora he perdido algo el miedo, pero sigo teniendo respeto cuando paso por las noches. Menos mal que he vuelto a trabajar y a Tudela bajo menos durante los meses de invierno", concluyó.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra