Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POP-ROCK | SANTI ECHEVERRÍA

La fiesta del Columpio

Actualizada Jueves, 29 de enero de 2009 - 04:00 h.

E RA la fiesta del décimo aniversario de una de las bandas navarras que en la actualidad tiene mayor proyección, El Columpio Asesino. Un concierto preparado y organizado para ofrecer espectáculo al público, para hasta cierto punto darse un pequeño homenaje.

Un concierto bien planteado, con muchos invitados y con unos buenos amigos que trabajaron como teloneros, el grupo Tristessa. Los Victor Urzainki (bajo), Iñigo Maya (batería), Iván Guzmán (voz, guitarra), Victor Gómara (guitarras) y Germán San Martín (ex de Kerobia en los teclados) plantearon un buen set de mas de 50 minutos en el que les dio tiempo para demostrar que están en una forma excelente, sumando talentos (ahí está la gran aportación de Germán) y aumentando su presencia escénica para vestir mejor esa excelente descarga de pop-rock elegantemente desgarrado y de actitud que abofetea muchos estereotipos vitales.

Calentaron la sala mas que suficiente para el momento del grupo que pincha con el imperdible gigante, desde su pop destructivo, fronterizo, evocador e iracundo, inclasificable, que ha sembrado y que serpentea con fuerza ya por otras muchas tierras en estos tiempos difíciles y desmantelados. Era una noche Columpio. Así que su concierto-fiesta-homenaje se fue desarrollando en clave de mas a menos. No falló la organización, ni todos los ajustes en escena con técnicos de back-line atentos y al quite. Quizá sobraron cambios que terminaron por diluir hasta cierto punto el ambiente, el mensaje, la tensión.

Los comienzos fueron buenos, intensos, tremendos, con esa capacidad "colúmpica" para evocar imágenes sombrías, perturbadoras. Los "perros verdes" de la escena underground querían lucir con fuerza y en general lucieron, aunque a alguno las ganas de fiesta le hicieran alguna mala pasada. A pesar de todo el resto de las huestes en escena estaba muy por la labor, con actitud. Así que el repertorio comenzó a funcionar con el tema El destacamento para que el ambiente se fuera adueñando de la Totem. El público entregado y con ganas coreó bajo el hechizo y la fuerza de temas como Your mind is dead o El Evangelista, dejando a las claras que El Columpio, grupo de presente, quería recorrer su historia sonora. De ahí que saliera a escena el primer invitado, su anterior trompetista David Orduña que encajó perfectamente su particular e inspirado fraseo en el tema citado.

El sonido Columpio arrastraba a la nutrida concurrencia y esa primera aceleración tuvo su momento de ensoñación y de relajo con la aparición de Ixiar Oreja que aportó su preciosa voz al tema Lehiotik (tal y como en su día hiciera en la grabación del primer disco de El Columpio). Fue otra demostración más de los poderosos cambios de registro que atesoran y miman estos músicos. Pero a partir de ahí comenzaron los momentos de cal y de arena, mas por algunos invitados que por su voluntad. Salió Iñigo Cabezafuego, acordeón al ristre, que no terminó de acoplarse y otro ex de la banda como Ion Ulezia -voces y guitarra- que sí encajó bastante mejor en La perra del hortelano. Desde el sonido trabajaban a destajo, en general con buen criterio pero con muchos aspectos a limar al desfilar tantas voces y presencias instrumentales. Y el tajo fue a más. Nacho Álvarez, ex de los desaparecidos Manta Ray, aportó sintetizadores en Motel y sí que supo estar. Pero con menos fortuna compartieron escenario Deu y Juan Escribano de We are Standard que participaron en los temas Edad legal y Ye ye yee con poca fortuna por no aprenderse (Deu) ni las letras. Detalles que hacían que poco a poco la concentración del respetable fuera a menos y para tomar el evento como un encuentro de buen rollo antes que un concierto al que había que seguir con máxima concentración. El guitarrista Jaime Stinus y Loquillo les dieron el relevo. Afortunadamente el loco puso correcta percha y esta vez no causó problemas en nuestras tierras, ni en escena ni fuera de ella. Realmente brilló en la interpretación de Yo soy tu hombre haciéndola muy suya en el terreno del rock and roll. David Kano (de Cycle) y Juanjo Reigh (de Krakovia) se movieron en su salsa en temas como La marca en nuestra frente es la de Caín y Vamos, que están muy en el corte de lo que hacen en sus respectivos grupos.

En el momento de los bises las huestes del Columpio recuperaron la tensión y el orden escénico para poder rematar. La muerte de un trompetista volvió a sonar en el aire para erizarnos de nuevo algo muy adentro. Algo que El Columpio Asesino sabe potenciar y tratar como pocos grupos.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Un momento de la actuación de El columpio asesino en la sala Totem. S..E.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra