Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

"Volvemos para quedarnos"

El ex presidente George Bush y su esposa, Laura, pasaron ayer su primera jornada de regreso en el rancho de Texas. Bush, que se sentía "optimista", según sus cercanos colaboradores, piensa escribir sus memorias

Actualizada Jueves, 22 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • EFE Y EUROPA PRESS . WASHINGTON

EL ya ex presidente de EE UU, George Bush, y su esposa, Laura, regresaron a Texas tras dejar atrás una etapa que llenó ocho años de sus vidas.

Bush hizo escala en la ciudad tejana de Midland, donde lo esperaban centenares de personas que agitaron carteles con su tradicional letra "W" y escucharon extractos de sus discursos.

"Hoy es un buen día para la familia Bush. Estamos de vuelta en Texas, y para quedarnos", afirmó el ex mandatario poco después de poner un pie en tierra. "Estoy agradecido a todos los que han venido para darnos la bienvenida", añadió.

A su juicio, "un buen hombre prestó juramento en el Capitolio". "Le ofrecemos nuestras oraciones para que tenga éxito", indicó Bush, quien ha expresado en varias ocasiones su intención de llevar a cabo una vida tranquila y escribir un libro con sus vivencias durante los últimos ocho años.

Bush y su esposa partieron de la base de las Fuerzas Aéreas Andrews, en las afueras de la capital, en el avión presidencial, que cambió para la ocasión su nombre de Air Force One por Special Air Mission 28000.

Antes de abordar el aparato Bush se había reunido con alrededor de 2.000 ex consejeros, los familiares de éstos y partidarios a quienes agradeció su colaboración.

Testigo de la Historia

También subrayó su orgullo por la pacífica transición. "Fue un momento de inspiración ver la investidura del 44 presidente de EE UU; fui testigo de la historia en primera fila", señaló.

La cálida recepción al ex mandatario de EE UU contrastó con su casi silenciosa salida de Washington.

El momento que mejor describe el sentir de los estadounidenses ante el cambio de poder tuvo lugar cuando Bush apareció en las escalinatas del Capitolio para asistir a la investidura de Obama.

Su llegada fue acogida con un gran silencio en las gradas y con fuertes abucheos entre las masas en el Mall.

En definitiva, sería una despedida cargada de simbolismo, pero Bush, aparentemente poco afectado por su escasa popularidad, soportó todas las actividades del día con una sonrisa.

Su última jornada en el cargo había comenzado pronto. A las 07.00 horas ya estuvo en el despacho oval. Habló con la entonces todavía secretaria de Estado, Condoleezza Rice, el consejero de Seguridad Nacional, Stephen Hadley, y con Andy Card, ex jefe de Gabinete, y paseó por los jardines de la Casa Blanca.

Su ex portavoz, Dana Perino, afirmó que estaba "optimista" y que era como siempre. "No ha cambiado", aseguró.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Sana envidia me da las palabras de Bush "un buen hombre presto juramento en el Capitolo".Ydigo lo de envidia porque me gustaria que nuestros politicos emularan de alguna forma esa unidad nacional,sobre todo en lo importante,asi nos va.Chelyfernandez calavia

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra