Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Los chefs demuestran cómo hacer humor en la cocina con mucho gusto

Los chefs Dani García y Denis Martin han cerrado la última jornada de Madrid Fusión con sendas demostraciones de sus maneras de sorprender

Actualizada Jueves, 22 de enero de 2009 - 16:35 h.
  • AGENCIAS. Madrid

Los chefs Dani García y Denis Martin han dado hoy una lección de cómo aplicar el humor y la imaginación en la cocina, con platos en los que casi nada es lo que parece, pero han dejado claro que nunca se puede olvidar la parte seria del oficio, que es el gusto. García y Martin han puesto la nota jocosa a la cuarta y última jornada de Madrid Fusión con sendas demostraciones de sus maneras de sorprender a los comensales a base de recetas que, tras su apariencia de trampantojos, mantienen intacta su fidelidad al sabor.

El jefe de cocina de Calima (Marbella), Dani García, ha mostrado al público de la cita gastronómica "cómo hacer un tomate que parezca un tomate, pero que no es un tomate".

En realidad era una pipirrana con la apariencia casi idéntica a la del tomate.

Para ello, ha añadido gelatina vegetal a la pipirrana una vez licuada y ha obtenido así un merengue salado al que ha aplicado nitrógeno líquido y que ha moldeado con la forma de un tomate.

Posteriormente, la falsa hortaliza se impregna de jugo de tomate y goma vegetal, que le confiere el color y el brillo característicos.

La parte "seria" del plato -en palabras de García- es un gazpacho verde de judías, agua de tomate, jengibre y albahaca al que ha añadido tres quisquillas de Motril.

"Podemos jugar todo lo que queramos en la cocina, pero lo importante siempre es el sabor. La estética, las texturas y todo lo demás está por detrás", ha subrayado.

García ha hecho también una interpretación de las patatas asadas que sirve a los comensales envueltas en un falso papel de aluminio que en realidad es pan de plata y unas tortitas de camarón para cuya elaboración ha utilizado un papel japonés realizado con agar agar y almidón que permite una fritura cristalina.

En el mismo terreno lúdico, el suizo Denis Martin ha presentado en el escenario de Madrid Fusión numerosos platos de su restaurante Chateau de Vevey, en las cercanías de Lausana, al que, ha asegurado, acuden también jóvenes a pesar de que el menú asciende a 200 euros.

"Las dos estrellas Michelin no están reñidas con el humor y con pasarlo bien", ha manifestado.

"Fondues" con queso helado, peras al vino tinto en las que la pera sabe a vino y lo que tiene el color de vino sabe a pera; cervezas que en realidad son salsa de tomate con malta y lúpulo, o platos como la "paloma viajera" en la que el pichón llega a la mesa metido en un sobre, son algunas de las muestras del chef suizo.

También ha sido rompedora la intervención de Alexandre Gauthier, un joven chef de La Grenouillière (Montreuil, Francia) de corte minimalista y que se ha definido a sí mismo como "radical" y "salvaje".

Gauthier ha elaborado un entrante con lubina marinada, berberechos y erizos, regado con agua de mar que "debe dar la sensación de frescor de una ola"; sepia salteada con níscalos y un pollo asado aderezado de huevas de truchas y arenque.

El mar ha centrado también el trabajo del chef gallego Pepe Solla, quien ha mostrado ante el público de Madrid Fusión sus meticulosas maneras para obtener la cocción perfecta de mariscos y pescados.

Solla ha usado marinados para vieiras y zamburiñas y vapor para el bogavante, un molusco que tradicionalmente se ha servido "deshidratado" y al que el cocinero introduce una sonda para saber el estado exacto de cocción.

Para los pescados azules, Solla ha optado por la cocción al vapor, porque permite bajar la temperatura hasta los 52 grados, y ha establecido tablas para ajustar las elaboraciones.

La séptima edición de Madrid Fusión cierra hoy sus puertas después de haber pasado por ella los cocineros más prestigiosos del mundo, aunque en esta ocasión la reflexión ha sido el punto fuerte de la cita, en la que las demostraciones culinarias se han dejado a medio gas.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra