Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ARTE

El difícil presente de las galerías

En apenas unos meses cinco galerías de Pamplona han cerrado sus puertas. Es un efecto de la crisis, sí, pero también de otros factores, como un menor interés del público por el arte

Actualizada Martes, 20 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • JESÚS RUBIO . PAMPLONA.

MENOS de un año ha bastado para devastar el panorama de las galerías privadas de arte en Pamplona. En unos meses buena parte de estos negocios, que conferían una rica oferta artística para una ciudad del tamaño de Pamplona, han ido cerrando. Fue primero Mikel Armendia, que trasladó sus instalaciones a Madrid. Poco más tarde, en apenas quince días, lo dejaron Pintzel, un histórico de la ciudad con más de 28 años de trayectoria, y su vecino Juan Amiano.

Para finales de año se les unieron Reciclarte, el espacio de arte situado en la Rochapea, y Uno2Tres, la galería de la calle Nueva.

La crisis ha reducido el paisaje del arte privado a las galerías Echauri, la más antigua de la ciudad, Moisés Pérez de Albéniz, otro histórico, San Antón, que recientemente ha cumplido una década, y Ormolú, que celebrará ese mismo aniversario en mayo, a las que hay que unir espacios como Gárdena, dedicado a pintores aficionados, o como algunos bares y locales que acogen pequeñas exposiciones.

Cansancio más que crisis

La crisis influye, por supuesto, pero los galeristas tienden a no culparla en exceso. "Yo cierro realmente por cansancio. Hay gente que puede creer que esto es una bicoca, que en cuanto abres, los clientes entran como locos. Pero no hay nada de eso y sí mucho trabajo", se lamentaba José Luis Mayor poco después de cerrar su galería, Pintzel, después de 28 años de trayectoria. Algo parecido decía Juan Amiano. "No le ves continuidad", resumía. Incluso José Manuel Trillo, de la galería Uno2Tres, remarcaba antes del cierre que el pesimismo "estaba haciendo mella" y que se echaba en falta ilusión tanto en el público como en los galeristas. "Es una pescadilla que se muerde la cola".

¿Razones? Variadas. Por un lado, la sensación de que cada vez menos gente acude a ver el arte de las galerías. "Antes no era difícil que una exposición atrayera a 500 o 600 personas; ahora era casi imposible llegar a 200", cuantifica José Luis Mayor. "Y los que van son siempre los mismos". Se tratan, según coinciden los galeristas, de visitantes ya de cierta edad. "El quid está en despertar el interés entre la gente joven. La cosa es cómo conseguirlo", abunda José Manuel Trillo. También ocurre que Pamplona tenía un número alto de galerías, "casi tantas como en Bilbao", que ninguna ha tenido demasiadas ayudas y , por supuesto, que "siempre ha sido un negocio muy difícil", según reconoce Fermín Echauri. "Hay que conocer bien a la gente, traerles lo que les gusta". "Los primeros años son muy duros", señala otro de los supervivientes, Moisés Pérez de Albéniz. "Una galería es una labor a largo plazo". Y está la crisis, cómo no. "Lo nota todo el mundo, pero los pintores son muy respetuosos con los precios y se dan todo tipo de facilidades", matiza Mailte Cengotitabengoa, de Ormolú. "La crisis se nota, pero hay que pelear", añade Michel Menéndez, de la galería San Antón. Porque los galeristas son, dice Menéndez, "educadores del arte" y porque las galerías son el gran escaparate de los pintores jóvenes. "¿Dónde exponen ahora?", se pregunta Cengotitabengoa. "Nosotros además les mimamos al máximo".

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Patricia Arca, Eduardo Pérez, María Arca y Daniel Resano, el día de la despedida de la galería Reciclarte. CORDOVILLA

Juan Amiano, en la puerta de la galería que regentaba y que cerró en junio. JOSE CARLOS CORDOVILLA

José Luis Mayor, que llevo adelante la galería Pintzel durante 28 años. CALLEJA


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra