Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
JAVIER ASIÁIN POETA

"Estamos padeciendo la pérdida del mundo rural"

"La poesía trata de recuperar algo del pasado, como un álbum de fotos. Este libro me ha removido los afectos"

Actualizada Lunes, 19 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • NEREA ALEJOS . PAMPLONA

Dice que de su padre aprendió el amor al trabajo y la entrega total por la tierra. El poeta Javier Asiáin (Pamplona, 1970) ha viajado a sus recuerdos de infancia, ligados al valle de Elorz y a las tierras que labraba su padre, para homenajear a la cultura rural y campesina. Su poemario está dividido en tres capítulos: el primero, más intimista, evoca su infancia; el segundo denuncia las lacras de la sociedad del progreso y el último culmina con un minirrelato titulado Secretos de infancia.

Esta publicación forma parte de la biblioteca joven que publica la asociación cultural Bilaketa, ya que en 2004 Javier Asiáin recibió el premio Francisco Ynduráin de las Letras para escritores jóvenes. El autor pamplonés desenmascara la realidad actual con poemas como Velocidad punta o Vientos dominantes: "Hedonismo. Narcisismo. Esnobismo. Individualismo. Consumismo. ¿Y a esto lo llamáis progreso?".

¿El testamento de la espiga supone un cambio de registro?

En cada libro intento experimentar, explorar territorios nuevos... Aún me veo en proceso de búsqueda.

¿Se puede considerar una poesía más social que personal?

Sí, pero responde a un impulso personal. De hecho, es uno de mis libros más autobiográficos. Yo vengo de una familia de agricultores y pido perdón por haber roto esa genealogía. Entono el "mea culpa" como tributo a ellos. Es un canto a la pérdida de la cultura campesina o rural, porque la sociedad del consumo ha provocado unos cambios bestiales: el egocentrismo, la epidemia de la prisa,la ansiedad y la depresión... Nos han vendido un progreso hipotéticamente enfocado al bienestar y ahora estamos padeciendo sus lacras.

¿Qué recuerdos personales rescata en este libro?

Mi padre trabajaba las tierras del valle de Elorz y yo le acompañaba en esas tareas. El libro está dedicado a toda mi familia, que hacían labores más primitivas. Sus nombres aparecen en los poemas, como si fueran personajes. Literariamente, el libro está inspirado en dos poemarios de Julio Llamazares: La lentitud de los bueyes y Memoria de la nieve. En toda su obra evoca la cultura rural

El medio ambiente y la deshumanización social ya estaban presentes en el poemario Anatomía enferma, publicado en 2004.

Sí, hay un nexo entre los dos, aunque yo no me había dado cuenta hasta ahora. En Anatomía enfermatambién lanzo una crítica a la sociedad actual, pero desde dentro de la urbe, mientras en Testamento de la espiga lo hago desde la cultura campesina. Siempre digo que la poesía trata de recuperar algo del pasado, como si fuera un álbum de fotos. El poema es un trance: una mediación hacia otro sitio del que ya no volvemos iguales. A mí me ha pasado lo mismo al escribir este libro. Yo, como creador, he sufrido una transformación. Me ha removido más los afectos y he tomado más conciencia de lo que viví en el valle de Elorz, al pie de la sierra de Alaiz. Hay muchas cosas que están desapareciendo. La autovía a Jaca y el Canal de Navarra han destruido la belleza virginal del valle.

Se da la paradoja de que parte de los versos de este libro se han escrito en la oficina de un polígono industrial.

Sí, porque he vivido los dos mundos. Tengo mi móvil configurado para poder grabar los versos que se me ocurren, sobre todo cuando voy conduciendo.

¿Cree que la poesía le protege de toda esa vorágine que critica?

Sí, me inmunizo de todo lo demás. En uno de mis poemas digo que escribir es vacunarse contra las enfermedades del tiempo, incluyendo las pérdidas que sufrimos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra