Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Los países del este de Europa sufren ya los efectos de la "guerra fría" del gas

Alemania cuenta con reservas para 70 días y podría abastecerse de otros países como Noruega

Actualizada Viernes, 9 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • ELENA LALOWA/ GEORG ISMAR . DPA. SOFÍA/BRATISLAVA/BELGRADO

"Guerra fría". Así, escrito con grandes letras, es el titular con el que el diario 24 Tschassa llegó ayer a los kioscos de Sofía, la capital búlgara. "En mi casa la temperatura no llega a 14 grados", dice una ama de casa de 53 años, en días en los que los jubilados suelen sentarse en el salón de sus casas con la chaqueta puesta.

Dos millones y medio de hogares búlgaros están equipados con un sistema de calefacción central que funciona a gas. Desde que los gasoductos ucranianos dejaron de bombear gas ruso, miles de personas padecen frío en Bulgaria, un país que depende en un 95% del suministro de Rusia.

Sube la tensión

Otros países, como Alemania, cuentan con reservas para 70 días y pueden recurrir en el peor de los casos a otros proveedores de gas, como Noruega. Pero en el este y en el sur de Europa la gente tiembla de frío. Y la indignación empieza a crecer.

En lugar de los 12 millones de metros cúbicos habituales, el país sólo cuenta ahora con siete millones diarios, que a partir de la próxima semana serán incluso sólo 4,5 millones.

Debido a la situación de emergencia, Bulgaria está presionando a la UE para retomar el funcionamiento de un reactor en la central nuclear Kosloduj, en las orillas del Danubio.

A los afectados les da igual quién sea el culpable de la actual "guerra del gas" y protestan delante de edificios de ambos países. Incluso los calefactores a carbón se han vuelto a poner de moda.

La situación no es muy distinta en Eslovaquia, donde miles de consumidores industriales no reciben gas desde el pasado miércoles para no poner en peligro el suministro de hospitales, colegios y consumidores privados.

El descontento es especialmente duro en Serbia, que apenas a comienzos de año vendió su industria petrolera por un precio muy bajo a Rusia, a cambio de la promesa de un suministro de gas seguro por parte de Moscú.

Y además, los precios de los calefactores eléctricos subieron en Belgrado hasta en un 50%.

Ya que el bombeo de gas tardará varios días en alcanzar su nivel habitual en los gasoductos -eso en caso de que la "guerra del gas" se solucione pronto-, la mayoría de afectados pone su esperanza en una subida de las temperaturas.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra