Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NOCHE DE REYES M

Una jornada de visitas reales

Los visitantes en la Casa de Misericordia se multiplicaron al llegar sus majestades

Actualizada Martes, 6 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • I.C. . PAMPLONA.

S EGÚN su director, la Casa de Misericordia de Pamplona es un centro abierto y ayer no fue una excepción, sino todo lo contrario. Sus puertas no se cerraron ni un segundo, sobre todo a partir de las cinco de la tarde. Las visitas a los residentes se multiplicaron conforme llegó la hora de la llegada más esperada. Los tres Reyes Magos, acompañados por un séquito de unas diez personas, hicieron su entrada hacia las seis y cuarto de la tarde.

Jesús Cía Garza, director de la Casa de Misericordia, cifró el número de visitantes en la tarde de ayer en unas dos mil personas. "Incluso pueden ser más. Es un día muy especial para todos", indicó. La Casa de Misericordia cuenta con 555 residentes. Desde el altar de la capilla, Miguel Ángel Alústiza, animador sociocultural del centro, hizo la espera más llevadera entonando un gran número de villancicos y llamando la atención de los asistentes. "Los mayores debéis cantar para enseñar a los niños los villancicos", señaló. Finalmente, fue el titulado Ya vienen los Reyes, el elegido para recibir a los Reyes Magos.

Minutos antes de la entrada de Melchor, Gaspar y Baltasar, abanderados, cornetas y tambores hicieron acto de presencia en la capilla de la Casa de Misericordia, para regocijo de los asistentes. La comitiva real se dirigió hacia el altar para adorar al Niño. A continuación, sus Majestades se repartieron entre las diferentes plantas del centro. "Se trasladan a las habitaciones de las personas que requieren más asistencia", explicó Jesús Cía, el director.

Una espera larga

Algunos de los residentes esperaron ansiosos la visita de sus familiares para que les acompañaran hasta la capilla, como le sucedió a Edurne Irujo Pérez de Eulate. Acudió a visitar a una tía. "Nos estaba esperando desde las cinco. Hemos llegado y ya le hemos acompañado. Le hace mucha ilusión y no le gusta perdérselo", añadió.

A María Oliva Iribarren Redín, pamplonesa de 73 años, le pareció estupenda la visita de los Reyes. "Llevo cinco años en el centro y a todos nos da una gran alegría que vengan los Reyes a vernos. Es una jornada especial", aseguró. Por su parte, Felipe San Martín Sola, de 93 años y natural de Ujué, aunque residente en Pamplona desde hace más de cuarenta años, esperó la visita real junto a su amiga Elena Andueza López, pamplonesa de 81. "Nos parece maravilloso. Nos hemos portado muy bien, y no sabemos sí nos traerán algo los Reyes", bromearon los dos. El director de la Casa de Misericordia, Jesús Cía, aseguró que los residentes reciben un regalo sorpresa.

Magdalena Aguirre Intxaurrondo, de 88 años y de Etxarri Aranatz, señaló que a ella, por ahora, le habían traído un gran catarro. "Llevo sólo cuatro meses en el centro. Me ha parecido muy bien. Estos días hemos tenido mucha fiesta y celebración", dijo.

Junto a los residentes, destacó, en número, la presencia de los niños que tuvieron la oportunidad de ver a sus Majestades. Guillermo Márquez López, de 5 años, disfrutó junto a su hermana Marina, de 5 años. "He visto a los Reyes. Mi favorito es el primero, Melchor. Me he portado muy bien y les he pedido chucherías", indicó Guillermo Márquez.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra