Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
MENDIGORRÍA, LUMBIER, LEITZA, ISABA...

Ruido para llamar a los Reyes

Actualizada Martes, 6 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • M.O./A.V. . PAMPLONA

En muchas localidades navarras ayer fue un día muy ruidoso. Los niños de estas poblaciones siguen manteniendo viva una antigua tradición, la de llamar la atención de los Reyes Magos haciendo sonar cencerros, esquilas o calderos. Entre otras: Lumbier, Mendigorría, Isaba o Leitza.

En Mendigorría, los pequeños sacaron toda la cubertería de casa para llamar, a las 12 horas, al paje de los Reyes. Le entregaron sus cartas y siguieron con sus canciones por el resto de la calle.

Lumbier es otra de las localidades que conserva esta tradición. Desde primera hora de la mañana, los más pequeños recorrieron las calles más céntricas arrastrando cazuelas y calderos, y haciéndolas sonar. Ya de madrugada, una vez estos se acostaron, les relevaron los mayores.

En Leitza fue al revés. Los adultos hicieron sonar cencerros la noche del 4 al 5, y los niños los imitaron ayer durante todo el día. En Isaba, por su parte, estaba previsto que los pequeños se echaran a la calle con esquilones ayer desde las 18.30 h para indicar el camino a los Magos, y aquí también llegaron.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra