Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Shifa, una balsa de sangre

En el hospital de Shifa, el mayor de la ciudad de Gaza, la sangre se extiende por los pasillos

Actualizada Domingo, 4 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • SAUD ABU RAMADAN . EFE. GAZA

EL personal del hospital de Shifa, en la ciudad de Gaza, hace lo imposible por seguir trabajando pese a estar desbordado por las sangrientas consecuencias de los bombardeos israelíes, que han provocado más de 400 muertos y de 2.200 heridos.

La crisis hospitalaria se hace más evidente que en ningún otro sitio en el centro médico de Shifa, el de mayor capacidad de este territorio en el que viven más de un millón y medio de personas.

Los suelos del hospital están desde hace ocho días teñidos de un rojo oscuro y reseco, al igual que el césped del exterior, donde médicos y voluntarios prestan los primeros auxilios.

"En los primeros minutos de los ataques (el sábado 27) vinieron al hospital más de quinientos enfermos y, en las siguientes horas, esa cifra aumentó drásticamente, superando con mucho nuestra capacidad de 585 camas", dice Raedl al Arini, portavoz del hospital. En uno de los quirófanos, tres heridos esperan a ser atendidos simultáneamente, pese a que la sala está preparada para asistir a un enfermo.

"Tenemos sólo seis quirófanos", se lamenta el doctor Basel Baker, quien explica que durante los dos primeros días de la ofensiva "decenas de heridos graves iban siendo dejados en el patio del hospital y éramos incapaces de saber quiénes necesitaban ser intervenidos y quienes no". "Nunca en toda mi carrera he visto una cosa así en Gaza", dice este médico de 54 años.

Sin cuartel

En los primeros días, las víctimas mortales fueron policías de Hamas, pero en los siguientes días los ataques aéreos ampliaron sus objetivos y las bombas alcanzaron mezquitas, instituciones educativas y viviendas de milicianos o miembros de Hamas, lo que incrementó el número de civiles afectados.

El flujo de cadáveres y heridos no tiene fin. Su llegada masiva en ambulancias y coches privados dejó conmocionados a los médicos y sanitarios.

Una enfermera en la recepción del hospital perdió los nervios y comenzó a llorar desconsoladamente ante la visión de una montaña de miembros amputados que alguien trajo en una camilla.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Seguro que es sangre Israeli. Seguro que es inventada. Seguro que son unos cuentistas y son todos de Hamas (el de la foto también). Seguro que es mejor matar cientos de niños e inocentes para defenderse que arriesgarse a lograr la paz...La verguenza de occiente.

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra