Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Muere a los 74 años el presidente de Guinea Conakry, Lansana Conté

Era militar de carrera, musulmán, de la etnia sussu y estuvo 24 años al frente del poder en el país africano

Actualizada Martes, 23 de diciembre de 2008 - 10:43 h.
  • AGENCIAS. Dakar (Senegal)

El presidente Lansana Conté de Guinea Conakry murió este lunes como consecuencia de una enfermedad crónica, anunciaron las emisoras de radio regionales captadas en Dakar. Según las fuentes, el presidente de la Asamblea Nacional Aboubacar Somparé anunció el fallecimiento, a las 18.45 hora local (la misma GMT), del presidente Conté en un mensaje a la radiotelevisión estatal.

Somparé invitó al presidente de la Corte Suprema a constatar el vacío del poder y hacer aplicar la Constitución. Según la Constitución, el presidente de la asamblea nacional asume el poder de forma interina y tiene que convocar elecciones presidenciales en un plazo de sesenta días.

Poco después, el primer ministro Ahmed Tidiane Souare se dirigió a su vez a la nación para anunciar un luto nacional de 40 días.

Souare invitó a la población guineana a la calma y la moderación y llamó a las fuerzas de seguridad que mantuvieran la seguridad en las fronteras del país a mantenerla y pidió calma a sus conciudadanos en el interior del territorio nacional.

24 años en el poder

El presidente Lansana Conté de Guinea Conakry, fallecido este lunes a los 74 años, era militar de carrera, musulmán, de la etnia sussu y estuvo 24 años al frente del poder en el país africano.

En los últimos años de su presidencia mantuvo una línea prooccidental moderada inaugurada por su antecesor Ahmed Sekou Touré, y se decantó por un modelo económico liberal que recibió el beneplácito del FMI, organismo que le facilitó la concesión de importantes ayudas y la condonación de una parte de la deuda exterior.

Llegó al poder el 3 de abril de 1984 tras un golpe de Estado militar perpetrado por un grupo de oficiales, tras la muerte de Ahmed Sekou Touré, el primer presidente que tuvo Guinea Conakry desde su independencia de Francia, en 1958.

Conté había nacido en Loumbaya (Conakry) en 1934, era de la etnia sussu, dominante en el sur del país, y se educó en una escuela coránica local antes de estudiar en la Escuela Militar preparatoria de Buigerville (Costa de Marfil), y en el Colegio Militar de Saint-Louis (Senegal). Estaba casado y tenía cinco hijos.

Aquejado desde hace años de una grave diabetes, revalidó su mandato en los comicios presidenciales de diciembre de 2003 para un periodo de siete años.

En febrero de 2007 aceptó nombrar un nuevo primer ministro de consenso después de las graves protestas protagonizadas por las organizaciones sindicales que causaron más de 100 muertos.

Tras una prolongada carrera militar, Conte había ascendido a capitán en 1970 y se unió al Estado Mayor General en Conakry. Después como comandante, y desde 1971, con el rango de coronel de la V Región Militar con base en Boké, prestó asistencia a los guerrilleros independentistas de la citada colonia portuguesa.

En 1975 fue promovido a subjefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra; cinco años después entró en política y obtuvo el acta de diputado en la lista única del Partido Democrático de Guinea (PDG).

El 3 de abril de 1984, ocho días después del fallecimiento de Sékou Touré, encabezó un golpe de Estado incruento que derrocó al primer ministro y presidente interino, Lansana Beavogui.

El 5 de abril se proclamó presidente y constituyó un Gobierno presidido por su compañero golpista, el coronel Diara Traoré. En los meses posteriores a su llegada al poder el verdadero peligro para Conte vino de sus propias filas.

El 18 de diciembre intentó zanjar su enfrentamiento con Traoré destituyéndole como primer ministro y rebajándole a ministro de Educación.

El 4 de julio de 1985, aprovechando que Conte asistía a una cumbre de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental en Lomé, Traoré perpetró un golpe de Estado que, con el regreso precipitado del presidente, acabó en fracaso y con el arresto y ejecución de los conjurados.

Conte, que el mismo día 5 se hizo otorgar el rango de general de brigada (en abril de 1990 adoptó el de general de cuerpo de Ejército), atribuyó a la intentona un trasfondo étnico, dado que Traoré, como Sékou Touré, pertenecen a la etnia malinké.

En 1990 puso en marcha un tímido programa para la transición democrática en el que no admitió la interferencia de la oposición civil, como demostró en la violenta supresión de los brotes contestatarios de septiembre de 1991.

El 23 de diciembre de 1990 se aprobó en referéndum una Ley Fundamental y el 3 de abril de 1992 fue promulgada una ley de partidos que consagró el pluralismo político.

En un clima de violencia y con el boicot de algunos partidos, el 19 de diciembre de 1993 tuvieron lugar las elecciones presidenciales, que ganó con el 50,9% de los votos.

Conte tomó posesión como presidente civil con un mandato quinquenal siguiendo el ejemplo de sus homólogos en otros países.

El 11 de junio de 1995 se celebraron elecciones a la Asamblea Nacional, primeras legislativas multipartidistas y el Partido para la Unidad y el Progreso (PUP) de Conte se aseguró 71 de los 114 escaños.

La oposición y la comunidad internacional rechazaron los resultados por falta de transparencia. En julio de 1996 tras sortear una asonada militar en febrero, nombró el primer jefe de Gobierno desde 1984, a Didia Touré.

La política exterior del Gobierno de Conte ha estado dominada por los conflictos civiles y militares que han convulsionado a otros países de la CEDEAO en los noventa, como Liberia, Sierra Leona y Guinea Bissau.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra