Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
HOY, SORTEO DE LA LOTERÍA DE NAVIDAD

Una década del "gordo" en Betelu y Leitza

Una lluvia de 60 millones de euros roció a ambas localidades en 1998 con el primer premio de la lotería. Los pellizcos de fortuna fueron una inyección económica para los portadores de los 333 décimos agraciados, inmersos en su mayoría en la rutina laboral

Actualizada Lunes, 22 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • NATXO GUTIÉRREZ . BETELU/LEITZA

TAL día como hoy, hace diez años, Iñaki Goikoetxea Iriarte regresaba a Betelu en su coche cuando el transistor tronó el "gordo" de la lotería de Navidad. Sin digerir la novedad, un ligero escalofrío recorrió su cuerpo, sabedor de que la suerte viajaba a su lado, en forma de un ramillete de décimos del número 21.856, recién premiado.

"Me entró un sofocón", rememora diez años después de aquella inolvidable fecha, en la que una lluvia de millones de pesetas -equivalentes a 60 millones de euros- descargó sobre la localidad del valle de Araitz y sobre Leitza . La suerte viajó a ambos términos desde una administración de Villabona (Guipúzcoa).

Al llegar a su destino, el Bar-Restaurante Betelu, que regentaba entonces junto a Lourdes Satrústegui Latiegui, era una hervidero humano, sumido entre el desconcierto y una alegría compartida que se expandió a todos los rincones del pequeño pueblo de 380 habitantes. 4.950 millones de pesetas o, lo que es lo mismo, cerca de 30 millones de euros, agraciaron a los portadores de los 165 décimos bendecidos por la diosa fortuna.

Algo más de cuantía, -5.040 millones de pesetas- convirtieron en Leitza otros 168 boletos en talones millonarios. Un cuadro tallado en madera con el número premiado y su rostro dan fe del acontecimiento en la carnicería de José Antonio Urkiola Cestau. "La suerte te tiene que venir a buscar", razona diez años después el hombre que roció de felicidad a sus convecinos. Aunque en Leitza el reguero millonario salpicó a varias familias con un caudal generoso fue en Betelu donde los efectos de su paso fueron más elocuentes, por la diferencia de población. "Ayudó a muchas parejas jóvenes a comprarse un piso o a liquidar la hipoteca", sostiene el alcalde, Mikel Recalde. Su antecesor en el cargo de hace diez años, Jesús González, lamenta la suerte esquiva que tuvo el Ayuntamiento, que se quedó sin boletos y no pudo acumular fondos para haber repuesto el balneario. Como dice, "hubiese sido otro "gordo" para Betelu".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra