Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Nuevo órgano barroco en la Catedral

A partir del año que viene la misas de entre semana en la Catedral se celebrarán en la Capilla de San Gregorio que ya cuenta con su propio órgano para acompañar pequeños coros vocales. Un famoso organero italiano ha sido su creador

Actualizada Lunes, 22 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • SARA NAHUM . PAMPLONA

Alos dos órganos que ya tenía la Catedral de Pamplona se les suma ahora uno nuevo, recién llegado desde Italia. De estilo barroco y más pequeño que los anteriores, ya está instalado en la Capilla de San Gregorio, también conocida como la del Santísimo. El instrumento no sólo servirá para acompañar las misas que allí se celebren, ya que cuenta con ruedas que permiten desplazarlo por todo el templo.

"No se puede sacar fuera, pero se puede mover por toda la Catedral", explica Aurelio Sagaseta, director de la Capilla de Música de la Catedral de Pamplona.

Él fue quien encargó el nuevo instrumento. En un primer momento quiso que lo hiciera Jose Antonio Pérez Añaños, el reconocido organero de Berdún, un pueblo de Huesca cercano a Navarra. No hubo suerte, el oscense se acaba de jubilar. Así que optó por su segunda opción aunque quedara bastante más lejos. Italia.

Ya antes había trabajado con Walter Chinaglia. Hace dos años el italiano construyó para la Catedral un pequeño órgano medieval imitando al que está tocando el ángel esculpido en la arquivolta de la Epifanía ubicada en el claustro del templo. Chinaglia siguió el pequeño modelo de piedra realizado hace seis siglos por Jacques Perut y construyó un órgano real, en tamaño natural, pero siguiendo el mismo diseño de tubos medieval.

Para este segundo encargo también tuvo referencias a seguir. "Le mandamos fotos de la capilla, para que viera el lugar donde iba a estar situado y lo diseñó teniendo en cuenta el retablo dorado y los sillones rojos de la capilla", cuenta Sagaseta. El resultado es un órgano en perfecta armonía con la Capilla. "Eso los italianos lo cuidan mucho", añade.

Pero la sala todavía no está completa. Faltan dos cuadros que se colocarán a los lados del instrumento. Un detalle que también tuvo en cuenta Chinaglia. Los cuadros, al igual que el retablo son del siglo XVII, por eso, "él se empeñó desde el principio en hacer la fachada exterior, la caja, como un modelo español de 1617". La Fundación navarra Fuentes-Dutor, quién antes había arreglado la capilla, es quién ha donado el instrumento. El Cabildo Catedralicio también se hizo cargo de algunos gastos, como la visita de Chinaglia a Pamplona. Y es que el propio organero fue quién vino a traerlo. "Lo trajo en un camión y se quedó cinco días para montarlo", cuenta Sagaseta que admite que se quedó sorprendido al conocerlo: "Todos pensábamos que iba a ser un señor venerable cuando debe de tener unos 45 años".

Éste será el órgano que más sonará el año que viene en la Catedral ya que apartir de 2009 el culto diario se celebrará en esta capilla. Sólo durante los fines de semana será en el altar principal. No descartan además que en algunos conciertos acompañe a sus hermanos. "Chinaglia lo ha afinado igual que el órgano grande y el pequeño que tengo en la sacristía, o sea que se podrían utilizar los tres a la vez. Y se hará en su día, igual que se hace en el Escorial".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra