Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

Aspace pide ayuda al Gobierno para reconvertir 80 empleos

A causa de la crisis, el centro especial de empleo para discapacitados tiene dificultades para mantener los puestos

Actualizada Viernes, 19 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • M.J.C. . PAMPLONA

Fundación Aspace Navarra para el Empleo (FANE) ha pedido ayuda al Gobierno, como informaron los sindicatos, para hacer frente a los efectos de la crisis. Según explica el gerente, Rafael Olleta, el Centro Especial de Empleo (CEE) lleva unos cinco años buscando "diversificar los mercados para evitar la deslocalización del trabajo" que les dan los clientes. Por eso se creó la planta de reciclaje Ecointegra, la lavandería industrial de Noáin o la gestión del albergue de Lecaroz.

También han desarrollado brigadas de jardinería, limpieza, etc.

Todo este esfuerzo, explica, "ha permitido que las unidades operativas de Aoiz, Baztan y Pamplona tengan resultados positivos, aunque ahora reducidos por la crisis". Sin embargo, las unidades operativas de Cinco Villas y Noáin "tienen fuertes pérdidas por la deslocalización de sus principales clientes y por la puesta en marcha de nuevos mercados -lavandería industrial, etc.-".

Por esto, FANE ha pedido al Servicio Navarro de Empleo dos medidas. Primero, que se le aumente en 2009 y 2010 la "ayuda al déficit" que perciben las "personas de difícil empleabilidad" -según recogen Reales Decretos de inserción laboral, personas con parálisis cerebral, discapacidad intelectual, enfermedad mental o con discapacidad física o sensorial superior al 65%-, lo que en FANE supone el 70% de las personas con discapacidad del CEE.

Reconvertir los puestos

El aumento propuesto es pasar de unos 1.200 euros al año por persona de difícil empleabilidad hasta 3.000 euros al año, "para poder reconvertir el excedente de mano de obra actual, unas 80 personas, a otros sectores sin peligro de deslocalización".

En segundo lugar, piden que se cumpla la reserva del 2% (en empresas con más de 50 trabajadores) o en su defecto, las medidas alternativas (contratar servicios a CEE, por ejemplo), "aun conscientes de la dificultad de cumplir ahora lo que no se cumplió cuando había pleno empleo".

Además, reclaman que el Gobierno desarrolle el artículo 9 de la Ley Foral de Contratos Públicos, que dice que las entidades públicas podrán reservar hasta un 20% de los contratos adjudicados a empresas de empleo protegido. "Esto es lo verdaderamente importante; si las administraciones públicas y las empresas de capital público nos reservan un porcentaje a los CEEs y CIS -centros de inserción- podremos seguir cumpliendo con nuestra misión de integración social y laboral sin tener que depender tanto de la subcontratación que muchas veces es el paso anterior a la deslocalización", asegura Olleta.

Igualmente, defiende que "el empleo protegido debe serlo en cualquier circunstancia, cuando la economía va bien o no, porque es un derecho de las personas con discapacidad tener un empleo digno para evitar la exclusión social y poder generar también riqueza a la sociedad".

Por último, resalta que hay discapacitados que trabajaban en empresas ordinarias por medio del Empleo con Apoyo, que han sido despedidos por la crisis y y que han aceptado que tienen que "jugar" con las mismas reglas que sus compañeros de empresa". Sin embargo, concluye, "el empleo protegido debe tener un trato diferente, ya que ponemos en peligro la integración social de la parte más débil de la sociedad".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • ¿En que siglo vives RG? Las personas con discapacidad deben integrarse en la sociedad y la mejor manera de hacerlo es disponer de un trabajo digno, estable y remunerado. La empresa ordinaria no se lo proporciona, por eso los Centros Especiales de Empleo hacen esa función, y cada día mas funcionan con sus propios recursos y menos de las subvenciones. Lo que es una desverguenza es que ASPACE critique al gobierno por no mantener esos 80 puestos de trabajo, cuando el Gobierno ha apoyado a este Centro más que a otros. Quizá el problema es la mala gestión de sus directivosNANY
  • El fin de este tipo de Centros es que personas con discapacidad se integren en la sociedad en igualdad de oportunidades, y desarrollar un TRABAJO REAL, en un entorno productivo real y con unos compañeros en su misma situación es el principal medio para lograrlo. Y convénzase, estas personas son CAPACES de ello y de mucho más, como vienen demostrando al trabajar para empresas de renombre como Caja Navarra, Volkswagen, Koxka, BSH, etc.De concurrencia desleal nada: son empresas legalmente constituidas que desarrollan diversos servicios y cuya dependencia de subvenciones públicas es menor cada día. ME
  • Para estos discapacitados hay que proporcionales trabajos ocupacionales y no trabajos productivos!. Si se llegara a tener beneficios: tanto mejor!. Se trata a todo precio de rentabilizarlos o que al menos cubran cargas y eso: NO ES LA FINALIDAD!. Sin tener en cuenta que entran en concurrencia desleal con los del sector y estos no están subencionados.RG

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra