Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

China y Taiwán retoman sus conexiones de transporte directo 59 años después

Los empresarios de la isla verán reducidos sus costes y el tiempo empleado en los viajes

Actualizada Lunes, 15 de diciembre de 2008 - 09:02 h.
  • AGENCIAS. Taipei (Taiwán)

El histórico inicio hoy de conexiones directas de transporte entre China y Taiwán, tras 59 años de prohibición, debe servir para impulsar la cooperación económica y propiciar el entendimiento político entre dos antagonistas. La inauguración del transporte directo entre Taiwán y China simboliza "el inicio del entendimiento y el fin del enfrentamiento", y potencia la competitividad internacional de la isla, declaró hoy el presidente taiwanés, Ma Ying-jeou, en el puerto de Kaohsiung.

Ma se congratuló, en la ceremonia inaugural de las conexiones directas de transporte marítimo de carga entre China y Taiwán, de este "importante logro a seis meses de su toma de posesión", subrayando los beneficios económicos para la isla.

Los empresarios taiwaneses verán recortados sus gastos y el tiempo empleado en viajes, y la isla ahorrará unos 130 millones de dólares anuales en transporte, según cálculos oficiales.

La apertura del transporte directo llega cuando el ambiente de inversiones en China ya no es tan beneficioso para los taiwaneses, tras reformas de las leyes laborales y medioambientales que encarecen los costos.

"Los lazos directos facilitan que los empresarios isleños mantengan sus raíces en Taiwán", agregó el mandatario, que ha lanzado una política de expansión de la demanda interna y busca atraer inversiones para combatir el declive económico.

La oposición, que no alberga una visión tan positiva del acercamiento económico y civil a China, advierte de que se está comprometiendo la soberanía de la isla por beneficios económicos inciertos.

En el plano político, las opiniones en Taiwán están divididas, aunque todos están de acuerdo en que el inicio de las conexiones directas favorece la unificación con China.

"Si este impulso continúa, en 20 a 25 años se logrará una unión entre China y Taiwán, en un marco similar al de la Unión Europea", dijo a Efe el ex director del Instituto de China, Juan Hung-hui.

Otros especialistas se muestran más cautos, señalando que los lazos aumentan la dependencia isleña de China.

"La dependencia aumentará y esto no es beneficioso, por lo que es necesario arbitrar medidas que logren un equilibrio", dijo la profesora Elisa Wang, de la Facultad de Estudios Internacionales de Tamkang.

La mayoría de los taiwaneses han nacido en una isla gobernada separadamente de China, en la que Pekín era el "enemigo" y la principal amenaza, y la identificación con China es escasa, apunta el ex rector de la Universidad Tamkang, Chen Yea-hong.

"Los efectos políticos están aún por ver, ya que hay comunidad cultural pero no política", agrega Chen.

La mayoría de los expertos señalan que en el campo económico los lazos favorecerán tanto a China como a Taiwán, pero para notar sus efectos habrá que esperar a su expansión y a que se complete la legislación pertinente.

"Existe una fuga real de inversionistas taiwaneses en China, que abandonan sus fábricas y se vienen con el dinero que pueden a la isla", declara Chen Yea-hong.

Las PYMES taiwanesas en China, orientadas a la exportación, han sido duramente golpeadas por los cambios legales y la caída de la demanda mundial, y su futuro no mejorará sensiblemente con los lazos, señala Andrew Yeh, del Instituto Económico de Taiwán.

Las grandes empresas isleñas con inversiones en China, en su mayor parte de tecnología media o alta, recortarán sus costos y ampliarán la movilidad de su personal con los lazos directos, con sensibles beneficios.

También permitirán a las empresas internacionales operar a ambos lados del estrecho de Formosa, desplazar personal de un lado a otro, utilizar las ventajas comparativas y cooperar con empresas taiwanesas para penetrar en el mercado chino.

Los bancos y empresas financieras taiwanesas ya están preparando una fuerte expansión en China, y la isla espera la llegada de cientos de millones de dólares en inversiones chinas, para la Bolsa y sus proyectos de infraestructura.

China lleva años impulsando el contacto directo para impedir que la actual brecha cultural y social con la isla se haga insalvable e impida una futura unificación.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra