Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Arqueólogos peruanos localizan una edificación de más de 1.000 años de antigüedad

Se trata de una fortificación de piedra de carácter militar y religioso

Actualizada Lunes, 15 de diciembre de 2008 - 08:31 h.
  • AGENCIAS. Madrid

Un grupo de arqueólogos peruanos descubrió ayer una ciudadela de la cultura Wari, lo que supone el hallazgo de un "eslabón perdido" del desarrollo cultural del departamento de Lambayeque, donde se erigen grandes fortificaciones de piedra de carácter militar y religioso, según informó la agencia de noticias Andina.

La construcción fue descubierta en el Complejo Arqueológico de Cerro Pátapo, ubicado a 22 kilómetros de la localidad de mismo nombre, mientras los operarios realizaban los trabajos de mantenimiento que está realizando la Unidad Ejecutora Naylamp en la zona.

Cesar Soriano Ríos, arqueólogo de la Unidad Ejecutora Naylamp, explicó que en ese lugar se desarrolló un estado aristocrático que administraba todo el valle y que contaba con una gran presencia militar. De hecho, aún se pueden ver celdas y lugares de sacrificios humanos, cuyos restos eran lanzados al precipicio.

Soriano Ríos indicó que en la etapa de introspección se han observado osamentas en las partes bajas de la zona, probablemente pertenecientes a las víctimas de los sacrificios, que eran lanzadas al abismo. Además, añadió que estas fortificaciones son de gran importancia para conocer el eslabón del desarrollo cultural tras la extinción de la cultura Moche, en los años 700 d.C.. Tras la Moche, se habría desarrollado la cultura Wari en la zona entre los años 700 y los 1200 d.C. "Es la primera vez que se determina la presencia de esta cultura que se expandió desde el sur de nuestro país", precisó.

Por otra parte, Celso Sialer Távara, director de la Unidad Ejecutora Naylamp, señaló que en las labores de mantenimiento y prevención se han invertido otros 40.000 soles (unos 9.500 euros), ante las denuncias de que se estaba destruyendo el importante patrimonio arqueológico. "Se contrató a 43 obreros de la zona de Pátapo y Pósope Alto y después de concluir los trabajos quedará un vigilante en la zona con el fin de cuidar este importante legado cultural, hasta que se inicie la etapa de investigación arqueológica", concluyó.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra