Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Los jóvenes españoles maduran antes

Una encuesta del Injuve muestra que los jóvenes independizados han pasado del 32% en 2004 al 37% en 2008

Actualizada Miércoles, 10 de diciembre de 2008 - 04:00 h.
  • ARANTZA PRÁDANOS . COLPISA. MADRID.

Los jóvenes españoles de hoy no son los mismos de 2004. Algo ha pasado entre medias que ha acelerado su proceso de maduración. En 2008 los chicos y chicas toman antes las riendas de su vida, anticipan su salida del hogar familiar, las relaciones sexuales, el emparejamiento y el momento de procrear. Lo dice el informe cuatrienal Juventud en Españadel Instituto de la Juventud (INJUVE).

Las mujeres son, una vez más, la vanguardia de una evolución que va asemejando la juventud española a la de otros países europeos. Sin embargo, se mantiene la brecha de género en todas las vertientes; ellas cobran un 30% menos, soportan más paro y, desde bien jóvenes, se echan el hogar a la espalda mucho más que sus coetáneos varones. Unas y otros pierden peso demográfico; si en 1996 eran una cuarta parte de la población española, hoy representan sólo el 19,7%.

Serán los últimos efectos de la bonanza económica, será la evolución lógica de una sociedad occidental madura, pero la macroencuesta del INJUVE -5.000 entrevistados de 15 a 29 años en todo el país- obliga a revisar la imagen de eternos peter panesbien apoltronados en casa de papá y mamá. Los jóvenes españoles están aún lejos de los nórdicos -los más autónomos de Europa-, pero abandonan el nido familiar antes y en mayor proporción. Hace cuatro años, uno de cada tres jóvenes (32%) volaba solo; hoy el porcentaje sube cinco puntos, hasta el 37%. Cuenta el factor demográfico, ya que hay más individuos en el grupo de más edad, entre 25 y 29 años, pero se aprecia cierto cambio sociológico. La edad media del chaval que ya se ha independizado ha caído de 21,3 años a 20,8. Las chicas, de nuevo, "son más valientes y se van antes", explicó Andreu López Blasco, responsable de este capítulo del informe. La mitad de las muchachas de 21 a 23 años ya han dejado el domicilio paterno. A los 29 años hay el doble de hombres que de mujeres viviendo aún en el domicilio familiar.

En general, dejan de vivir con los padres porque adquieren independencia -sea laboral, por estudios o por lo que sea- en un 35,3% de los casos, 12 puntos más que en 2004. En los varones prima más el tema laboral, en las chicas el emparejamiento. La convivencia en pareja en los jóvenes independizados se anticipa, de media a los 21,6 años, frente a los 22,3 de 2004.

Estrategia

Tener trabajo y sueldo estables ayuda a independizarse, pero no lo explica todo. Muchos jóvenes podrían irse, pero siguen en el hogar familiar como estrategia para aumentar "su capital social" mientras se preparan para dar el salto. "Son estrategas y pragmáticos", argumenta Andreu. Comodidad, servicios y una familia democrática y conciliadora, donde el principio de autoridad se ha sustituido por la negociación entre padres e hijos, anima a algunos jóvenes a apurar su estancia en la casa familiar. "Si no ven las ventajas de quedarse, aunque no haya conflictos los jóvenes españoles prueban y se van", añade.

La llamada emancipación residencial y la autonomía económica no siempre son sinónimas. Hay jóvenes que no viven en la casa familiar, pero aún dependen del peculio paterno. En España, casi la mitad de los jóvenes vive de su trabajo regular (48%), pero el segundo grupo más numeroso, el 32%, se sigue financiando a costa de padres o familiares. No están a la cabeza de Europa -italianos, griegos, portugueses y luxemburgueses chupan más de la economía familiar-, aunque siguen lejos de los jóvenes nórdicos; sólo lo hace el 5 por ciento de los chicos daneses, el 6 por ciento de los suecos y el 17 por ciento de los finlandeses.

En el grupo de mayor edad, entre 25 y 29 años, más del 80% puede vivir en exclusiva de sus ingresos. La alta contratación de estos años -frenada ahora por la crisis- ha alentado la emancipación total de los jóvenes a pesar de los sueldos mileuristas -963,91 euros en promedio- y del alto precio de los pisos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra