Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Rodeados de policías, los manifestantes en Suvarnabhumi no pierden el sueño

Unas 2.000 personas permenecen desde el martes en el aeropuerto, donde están provistos de agua, alimentos y medicinas de forma gratuita

Actualizada Domingo, 30 de noviembre de 2008 - 12:27 h.
  • AGENCIAS. Aeropuerto de Suvarnabhumi (Tailandia)

Rodeados por unos dos mil policías y agentes antidisturbios pertrechados reglamentariamente, los manifestantes que acampan en el principal aeropuerto de Tailandia, el de Suvarnabhumi, en Bangkok, llevan una existencia relajada y relativamente ordenada.

"He traído a mis hijos, pero no tengo miedo por su seguridad por que estoy segura de que la Policía no va a cargar contra nosotros", explica a Efe la tailandesa Anchalee, seguidora de la Alianza del Pueblo para la Democracia, que pide la dimisión en pleno del Gobierno.

Miles de simpatizantes de la Alianza asaltaron el martes pasado el moderno Suvarnabhumi, cuya construcción costó 4.000 millones de dólares, y desde entonces la mayoría acampa en el exterior de la terminal y las áreas de facturación, sin entrar en los restaurantes, ni en las áreas de embarque, donde está la zona libre de impuestos.

Las tiendas de campaña llenan el interior del aeródromo, aunque la mayor parte de los 2.000 manifestantes que de promedio se encuentran siempre en el recinto se las apaña con la tradicional esterilla tailandesa y una manta para dormir, en cualquier rincón.

Están bien provistos de agua, alimentos y medicinas de forma gratuita, las luces no se apagan nunca y la música suena a todas horas.

Se forman filas interminables ante las mesas donde sirven un variado menú a base de pollo, verduras, sopa de fideos, conocido como "kuetiao", y arroz glutinoso con embutido de pescado.

Los baños comienzan a destilar malos olores y se acumulan los papeles, a pesar de la limpieza que realizan voluntarios.

"Limpiamos todo lo que podemos por turnos, hasta hemos puesto jabón, pero es difícil mantener los servicios en perfectas condiciones", afirma Somchai, un esmerado miembro de la Alianza.

Los miembros del cuerpo de seguridad de la Alianza vigilan, armados con palos y barras de metal, correctos pero de aspecto amenazante, que haya orden y que no se produzcan desperfectos en las instalaciones.

No obstante, varias personas se colaron en la zona de "duty free", forzaron las puertas de varios comercios y afanaron relojes y otros artículos.

"Unos desconocidos entraron y robaron en varias tiendas. Estamos intentado mejorar la seguridad para evitar que vuelva a ocurrir", indicó un guarda de seguridad contratado por la Alianza.

La protesta en Suvarnabhumi comparte el espacio de la terminal con un grupo de unos 400 musulmanes tailandeses que iba a viajar a La Meca el miércoles pasado.

"Nos consideramos neutrales en la crisis política entre los manifestantes y el Gobierno, pero nuestra preocupación es que debemos llegar a nuestro destino antes del 2 de diciembre, la fecha límite para cumplir nuestra peregrinación", señaló el imam Mohamed Sawany.

Uno de los líderes de la Alianza, Chamlong Srimuang, ex gobernador de Bangkok y general en la reserva, aseguraba hoy a sus seguidores en Suvarnabhumi que el día de la victoria está próximo y apuntaba como fecha propicia el martes próximo, 2 de diciembre.

El Tribunal Constitucional tiene previsto dejar ese día listo para sentencia el proceso de disolución del gobernante Partido del Poder del Pueblo, acusado de irregularidades durante las elecciones del 23 de diciembre de 2007, que ganó.

La Alianza comenzó las protestas para forzar la caída de un Gobierno que considera corrupto en mayo frente a las oficinas de la ONU en Bangkok, el 26 de agosto ocuparon la sede gubernamental, que todavía conservan, y esta semana tomaron los dos aeropuertos capitalinos: el nuevo Suvarnabhumi y viejo Don Muang.

El primer ministro Somchai Wongsawat se refugió el miércoles en Chiang Mai, unos 600 kilómetros al norte de Bangkok y plaza fuerte de su partido, y desde allí declaró el estado de excepción en ambos aeródromos e imparte órdenes a través del teléfono y videoconferencias.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra