Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

Bodas de oro sacerdotales del párroco de Villafranca, José María Jaúregui

Los fieles le homenajearon por esta efeméride y por los cuarenta años de servicio en esta localidad ribera

Actualizada Sábado, 22 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • ÁLVARO MARÍN . VILLAFRANCA

La localidad navarra de Villafranca dedicó un sentido homenaje a su párroco, el carmelita José María Jaúregui, con motivo de sus cincuenta años como sacerdote. "Villafranca se levanta entre cantos y alegrías para cantar al párroco, el Padre José María", así comenzó el canto del amanecer el grupo de los auroros. Día entrañable para la parroquia y el pueblo de Villafranca el hacer este homenaje sencillo y sentido a una persona que lleva sirviendo al pueblo 40 años.

Hubo cohetes, repique de campanas y misa solemne presidida por el homenajeado. Toda la celebración fue preparada por la gente de la parroquia Los diversos grupos parroquiales: niños de catequesis, auroros, neo-catecumenales, coro y rondalla, catequistas, prepararon los cantos, las lecturas y la homilía. Sí, digo bien, en este día aunque no fuera muy litúrgico, el pueblo le predicó a él. Se escogió la parábola de los talentos como Evangelio y la homilía fue un desgranar los diversos talentos y actividades del P. José María a lo largo de todos estos años. Los niños leyeron una carta escrita al párroco y le cantaron un canto titulado "Cura de mi pueblo".

Las ofrendas las trajeron su primer bautizado, Juan Angel Riera; en representación del grupo de primeros bautizados, Eduardo Lanas y Saray Mayayo; y el primer matrimonio que bendijo, Fermín Garcíay Josefina Gómara.

El arzobispo D. Francisco Pérez, y el provincial de la orden, Antonio Viguri, enviaron su felicitación. Por último se celebró una comida en un restaurante del pueblo al que llegó acompañado de la banda municipal, 80 comensales, entre ellos 7 sobrinos, su hermano Vicente y esposa, y gente varia del pueblo.

Los carmelitas en Villafranca

La presencia de los PP. Carmelitas en Villafranca se remonta a 1734 cuando se fundó el convento. Funcionó como comunidad religiosa en atención espiritual al pueblo hasta la desamortización de Mendizábal y se recuperó después, en 1893, además como colegio de vocaciones al Carmelo.

Por su parte, el P. José María Jaúregui nació en Azcárate hace 74 años y está muy vinculado a Villafranca desde antes de nacer. Su madre, embarazada, estuvo esta localidad visitando a su hijo mayor, carmelita. En 1944 c cursó humanidades en el colegio teresiano y en cuya orden carmelitana profesó en 1950. Desde 1968 fue profesor y director del colegio hasta su clausura en 1972 y donde ha permanecido hasta hoy, los últimos 15 años como párroco.

El P. José María tuvo otros seis hermanos carmelitas, dos religiosos y cuatro hermanas. Él es el pequeño de diez hermanos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra