Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
LEB PLATA

El Ourense tampoco puede pasar el muro

El equipo navarro consiguió vencer al Ourense a pesar de un nuevo final agónico no apto para cardiacos

Actualizada Sábado, 22 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • SANTIAGO ZUZA . PAMPLONA

El HNV Consmetal venció ayer por la noche al Ourense Grupo Junaes en Anaitasuna y sumó su sexta victoria de la temporada, lo que supone un gran registro.

Los navarros han convertido el pabellón Anaitasuna en un feudo inexpugnable en el que no caen desde que el Huesca les pilló por sorpresa en la primera jornada de Liga. Era el 19 de septiembre y, desde entonces a esta parte, el conjunto de Urabayen ha conseguido mejorar muchas cosas. Tantas que la victoria de ayer ante un buen conjunto les sirve para engancharse a la zona noble de la clasificación y soñar con, al menos, mantener ilusionada a la afición durante lo que resta de temporada. Salvo catástrofe, el sufrimiento no está reservado a este equipo.

Acostumbrados como estaban los aficionados a que la salida del equipo navarro fuese algo fría, sorprendió el ímpetu con el que se empleó el equipo en el primer cuarto. Con el viento a favor es más fácil cimentar las victorias y así fue.

El Ourense llegó a Pamplona con la etiqueta de ser el mejor conjunto de la liga en tiro exterior. Sus lanzadores desde 6,25 son ciertamente notables, pero ayer en Pamplona apenas se les vio. Tenían enfrente a una de las mejores defensas del campeonato y se notó. De normal el conjunto ourensano mete una media de 15 triples. Ayer se quedó en 9.

La intensidad del HNV Consmetal dio resultados desde el primer momento. Los gallegos no encontraban el camino de la canasta y los pamploneses mientras tanto iban poco a poco golpeando hasta lograr una ventaja de 11 puntos al término del primer cuarto.

Los de Urabayen pasaron un pequeño bache en el arranque del segundo, donde estuvieron más de cuatro minutos sin anotar, pero su fortaleza defensiva tampoco hizo peligrar el resultado. De hecho, una vez superado ese momento de incertidumbre el partido volvió a caer del lado navarro y la diferencia siguió creciendo hasta el 43-30 del descanso.

El tercer cuarto siguió el guión de los dos anteriores, y la diferencia se mantuvo (57-45). Llegó entonces el último cuarto, ese en el que los navarros pagan el esfuerzo físico realizado durante todo el partido. Y ayer también lo hicieron. Sufrieron y vieron cómo los visitantes iban acortando la diferencia hasta colocarse a un solo punto a falta de 23 segundos (69-68). Sanz metió uno de sus dos tiros (70-68) y los gallegos aún tuvieron ocasión de anotar en tres ocasiones. La primera de Esmorís no acabó en tiro, la segunda de Zamora terminó en tapón de Cage y, con dos segundos de tiempo, Pineda se jugó un triple que no entró.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • ¡AUPA GURIPA¡ felicidades a todo el equipo los arcos

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra