Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El Banco de España avisa de que el déficit podría llegar al 3% del PIB en 2008

Miguel Ángel Fernández Ordóñez compareció esta mañana ante la Comisión de Presupuestos del Senado

Actualizada Miércoles, 19 de noviembre de 2008 - 11:32 h.
  • AGENCIAS. Madrid

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, consideró hoy "evidente" que las previsiones macroeconómicas de los Presupuestos Generales del Estado para 2009 han quedado "desfasadas", tanto en la evolución del crecimiento como en el déficit, que podría acercarse al 3% este año.

En su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Senado, Fernández Ordóñez señaló que la situación presupuestaria en España se está deteriorando con rapidez, lo que contribuye a que "en menos de un año se vaya a pasar de un superávit del 2% del PIB a un déficit que podría aproximarse al 3%".

En este sentido, explicó que el déficit será "significativo" y superará el esperado "hasta el punto de aproximarse a los umbrales de referencia que establecen los compromisos europeos", debido a que la economía seguirá decreciendo en los meses finales de 2008, una situación que se prolongará en 2009.

De hecho, consideró que "con toda probabilidad" el crecimiento económico en 2009 será más reducido que el previsto en el proyecto de presupuestos.

Fernández-Ordóñez avisó también del deterioro de la economía en los dos últimos meses de este año y explicó a los periodistas que la contracción de la economía en el tercer trimestre -del 0,2 por ciento- es "probablemente" el escenario de la segunda mitad de año y del año que viene.

El gobernador del Banco de España admitió así que "hay que revisar a la baja las perspectivas de crecimiento económico en los próximos trimestres", lo que "introduce una gran incertidumbre en el medio plazo".

Fernández Ordóñez valoró no obstante la moderación en el gasto contenida en los Presupuestos, que "es muy correcta y ojalá no se cambie, porque lo que va a caer van a ser los ingresos".

"A lo mejor alguno podría tener la tentación de que si los datos se cambian, podrían aumentar los gastos, cosa en la que no estoy de acuerdo para que no genere problemas en el futuro a la política fiscal", declaró a preguntas de los senadores.

Por ello, abogó por que la política fiscal "mantenga algún margen de actuación ante posibles situaciones de mayor deterioro", dado que España podría tener que enfrentarse a nuevas perturbaciones y "nada sería peor" que hacerlo "cuando no hubiera más opción que reducir déficit" para cumplir con los requisitos europeos.

En la situación actual, el gobernador insistió en que hay que ser "muy prudentes" con las medidas fiscales que se tomen, tanto si son de reducción de impuestos como de recorte de gastos, ya que advirtió de que la actual coyuntura puede durar "bastante".

El gobernador pidió además que se tenga "mucho cuidado" con el impacto sobre las primas de riesgo de la deuda pública si todos los gobiernos acuden a los mercados.

Además, en su intervención explicó que el ajuste de la economía continuará el próximo año debido a que la demanda interna contribuirá de forma negativa al PIB, lo que "sólo podría ser atenuado por el sector exterior, si las exportaciones mantienen un cierto dinamismo y si continúa, como parece lógico, la desaceleración de las importaciones".

En el lado positivo, previó incrementos de la inflación cada vez más moderados, y en declaraciones a los periodistas, explicó que por esa razón no ve riesgos de deflación.

Sin embargo, avisó de que para converger con la Unión Europea hará falta que la contención de los precios "se traslade también al núcleo de la inflación subyacente".

El gobernador hizo especial hincapié en la contención de los costes laborales, que siguen siendo superiores a los de otros países europeos, al tiempo que se quejó de que el repunte salarial no ha venido acompañado de una mejora de la productividad.

Fernández Ordóñez recordó que el principal problema de la economía española es la competitividad, por lo que abogó nuevamente por acometer reformas estructurales que liberalicen sectores como el energético o el del transporte por ferrocarriles, así como el del mercado del alquiler con el que las familias obtendrían una rentabilidad con los activos en los que más han invertido.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • deficit es pan para hoy y hambre para mañana, o en nuestro caso, despilfarro de gasto hoy, para dejar arruinado al pais mañana.libertaria

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra