Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TIERRAESTELLA

Amillano convoca concejo a la luz de una farola

El Ayuntamiento de Allín les retiró el miércoles la llave de la sala donde se juntaban en el consistorio alegando nuevos usos

Actualizada Sábado, 15 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • M. MARTÍNEZ DE EULATE . ESTELLA

El concejo de Amillano, uno de los diez que componen el Ayuntamiento de Allín, convocó ayer a sus vecinos a las ocho y media de la tarde a una junta ordinaria a la luz de una farola en la plaza del Lavadero, un escenario improvisado después de que el miércoles el Ayuntamiento del valle, presidido por Ascensión Gárriz Ripa, les retirara la llave de una sala del edificio consistorial donde se reunían desde hace un par de años.

La petición, que llegó vía comunicado a casa del presidente del concejo, se justificaba con la necesidad de utilizar ese espacio para archivo. Así lo confirmó ayer él, Iñaki Poveda Larraza, que recogió la carta en su domicilio.

Poveda solicitó ese mismo día un nuevo local de reunión, durante el transcurso del pleno municipal que tuvo lugar a las ocho de la tarde en Larrión, pero, según explicó, no obtuvo alternativas. "Yo no me lo creía y pensaba que iban a rectificar porque ellos saben que en el concejo no hay ningún local disponible", comentó. Para él, la decisión de tomar esta medida no es más que "una rabieta" en respuesta al recurso que Amillano presentó en septiembre de 2006 en contra de la construcción de 60 unifamiliares junto a la nueva zona dotacional que se construye en la AR-2 de este concejo de 21 habitantes de derecho. "No cedemos a sus peticiones y esto es una forma de fastidiarnos", consideró Iñaki Poveda.

La sala donde ellos se reunían se utiliza también semanalmente por el juez de paz y la asistente social, las mañanas de los martes, jueves y viernes. "Nosotros no interferimos en nada porque las citan son a partir de las ocho y media de la tarde y como máximo estamos ocho personas. La periodicidad media es de una reunión cada dos meses y no creo que haya ninguna queja de esto", argumentó Poveda.

"No nos compete"

La alcaldesa de Allín, Ascensión Gárriz, justificó la decisión ante la necesidad de ocupar la sala como archivo. "El Ayuntamiento es de todos, pero si pasa algo a esas horas la responsabilidad es nuestra y la búsqueda de un local para Amillano no es algo que nos competa. Ellos eran los únicos de los diez concejos que utilizaban el consistorio para este fin y tendrán que arreglarse como lo hacían antes", indicó.

Ante la ausencia de local, el presidente de Amillano aseguró que su predecesor en el cargo, Jesús María Erdozáin, convocaba a menudo las reuniones en la cocina de su domicilio, situación que él no está dispuesto a retomar. "A mí no me parece que la solución sea realizar las juntas en viviendas particulares", ratificó Iñaki Poveda.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra