Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Visita a última hora

En abril, lo que iba a ser una reunión en Bucarest se quedó en un "hola, hola, felicidades", y de pasada, por parte de Bush

Actualizada Sábado, 15 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • JOSÉ MIGUEL BLANCO . WASHINGTON.

CUANDO Rodríguez Zapatero presentó el pasado 6 de junio los ejes de la política exterior y anunció la intensificación de sus viajes, nada hacía presagiar que Washington sería uno de sus destinos antes de que George W. Bush dejara la Casa Blanca.

Pero en los estertores de su segundo cuatrienio, y una vez que el país ha decidido ya quién será su sucesor, Bush no se ha opuesto a que Zapatero forme parte de la lista de invitados a una cena en la residencia presidencial, dentro de la cumbre del G-20 y gracias a la silla que Sarkozy cedió a España.

De manera que a Zapatero se le abrieron por vez primera las puertas de la Casa Blanca, las mismas que ha tenido cerradas a partir del día de abril de 2004 en el que anunció el regreso de las tropas españolas de Irak.

El presidente del Gobierno español llegó a la Casa Blanca a las 18.36 hora local (00,36 hora española) y fue recibido por Bush en el vestíbulo.

El protocolo había fijado que los líderes del G-20, a los que se han unido España y Holanda, hicieran su aparición por orden de "precedencia inversa", es decir, que llegaba primero el que menos tiempo llevara en el cargo. Zapatero llegó en octavo lugar para la cena, que fue servida sobre las 19.20 horas (01.20 en España).

Antes de firmar en el libro de honor, presentó a Bush a su ministro de Economía, Pedro Solbes, y al secretario de Estado de Economía, David Vegara, quienes asistieron a una cena paralela en el Departamento del Tesoro.

Compañeros de asiento

Vegara, según señalaron las fuentes de la delegación española, participó el jueves en varias reuniones preparatorias de la cumbre, pero no asistió a la reunión organizada por el secretario del Tesoro, Henry Paulson, con los responsables económicos del G-20.

La cena de los jefes de Estado y de Gobierno tuvo lugar en la sala de banquetes del ala este de la Casa Blanca, en la que estaba previsto que se desarrollara un debate abierto sobre las diferentes propuestas de reforma del sistema financiero internacional que llevaron los participantes.

En la cena, los responsables de protocolo de la Casa Blanca sentaron a Rodríguez Zapatero entre la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro holandés, Jan-Peter Balkenende.

Esta visita a Washington será previsiblemente la última ocasión en la que se encuentren Zapatero y Bush. Ambos se vieron por última vez en abril, en la cumbre de la OTAN en Bucarest, en lo que fue un ejemplo más de su poco fluida relación personal.

Bush había llamado días antes a Rodríguez Zapatero para felicitarle por su triunfo electoral y, según explicó entonces el propio presidente del Gobierno español, ambos quedaron en "charlar" en Bucarest. Pero finalmente no hubo más que un breve saludo de Bush -"hola, hola, felicidades"- y pasó de largo. No hubo reunión. Al día siguiente, una foto de agencia daba la imagen de Zapatero sentado solo, mientras otros mandatarios, entre ellos Bush, conversaban al fondo de la sala.

A pesar de la ausencia de contactos al máximo nivel, el presidente del Gobierno siempre ha defendido la normalidad de las relaciones con EE UU y ha destacado el trabajo conjunto en el ámbito político, económico y cultural.

No obstante, no ocultó su satisfacción tras la reciente victoria del demócrata Barack Obama y se mostró convencido de que comenzaba una etapa más fluida en las relaciones bilaterales.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra